• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Feijóo augura que la industria atunera de Galicia tiene un “futuro más que brillante”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, subrayó ayer la importancia y el peso de la industria atunera (y conservera en general) gallega tanto en el ámbito europeo como mundial, y pronosticó que el sector tendrá “un futuro más que brillante”.

Feijóo augura que la industria atunera de Galicia tiene un “futuro más que brillante”
Feijóo junto al representante de Abanca, la conselleira do Mar, el presidente del Parlamento, el de Anfaco, el alcalde de Vigo y el secretario general de Pesca  | S. sas (efe)
Feijóo junto al representante de Abanca, la conselleira do Mar, el presidente del Parlamento, el de Anfaco, el alcalde de Vigo y el secretario general de Pesca | S. sas (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, subrayó ayer la importancia y el peso de la industria atunera (y conservera en general) gallega tanto en el ámbito europeo como mundial, y pronosticó que el sector tendrá “un futuro más que brillante”.

Así lo manifestó durante su intervención en el acto de inauguración de la VIII Conferencia Mundial del Atún, que se celebró ayer y continúa hoy en Vigo. Feijóo recordó que Galicia es la primera región de Europa en la producción de túnidos y la segunda del mundo, y aseguró que ello “se debe a la pericia y compromiso de la empresas”.

A lo largo de su intervención, el titular del Ejecutivo autonómico valoró las cifras de la industria conservera española entre enero y junio de este año, que consolidan este semestre, dijo, como el mejor de la última década en el ámbito de las exportaciones. De este modo, destacó el hecho de que el valor de la producción exportadora creciese mucho más (82%) que el volumen (25%).

El presidente gallego también se comprometió con que la administración autonómica “seguirá impulsado” esta industria, “referente mundial” y de gran peso en la economía gallega (12.000 empleos y un 85 por ciento de la facturación total de la industria conservera española). Este crecimiento, según manifestó, lleva aparejada la creación de nuevos puestos de trabajo, así como una mejora gradual de su calidad y estabilidad. De hecho, Feijóo aseguró que en 2016 esta industria dio trabajo a 12.000 personas, un 5% más que en 2015.

Plan estratégico

A ese respecto, recordó medidas como el Plan Estratégico de la Conserva 2017-2020, que plantea retos como el impulso de productos de máxima calidad para mercados gourmet, la búsqueda de valor añadido en los subproductos y descartes, o la promoción de la dieta saludable entre la población.

Núñez Feijóo subrayó que, desde 2009, se han puesto en marcha más de 250 proyectos de empresa por valor de 260 millones de euros, y que la Xunta reserva, en el Plan Estratégico, otros 96 millones para seguir apoyando a la industria conservera. 

Recuperación “sostenible”

Por su parte, representantes de cientos de empresas de la industria atunera analizaron en el marco de la conferencia la situación del sector, los retos y perspectivas de futuro, en una cita en la que volvieron a pedir “vigilancia exhaustiva” de la pesca ilegal.

Así lo manifestó el presidente de la patronal conservera española, Anfaco, Jesús Manuel Escurís, quien explicó que esta Conferencia es un foro en el que se analizarán recursos, abastecimiento de materia prima o comercialización de las conservas, entre otros aspectos. Según señaló, la industria atunera pretende hacer “una llamada de atención” para pedir “vigilancia exhaustiva de la sobreexplotación de los océanos, que algunos pretenden hacer impunemente”, y recordó que esta petición de juego limpio e iguales condiciones para todos, es uno de los objetivos del Observatorio de la Trazabilidad.

En la misma línea, el secretario general de Anfaco, Juan Manuel Vieites, recordó que la industria conservera española ocupa puestos de liderazgo a nivel europeo y mundial, y apostó por “seguir trabajando” para las conservas “ocupen el lugar que realmente les corresponde en el mercado”.

Por su parte, el secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Alberto López-Asenjo, se refiirió a la recuperación de los caladeros de atún, y señaló que, tal y como se desprende de los indicadores de los planes de recuperación y gestión, el crecimiento del recurso es “tímido pero sostenido”.

López-Asenjo, que recordó que el atún soporta un nivel de explotación alto por la gran demanda (unos 100 millones de toneladas anuales), y apuntó que en la próxima reunión de la Comisión Internacional par ala Conservación del Atún Atlántico “el escenario más plausible es que haya un incremento de cuotas”.

Condiciones de juego

Finalmente, el secretario general de Pesca puso en valor las medidas del Gobierno de España para contribuir a que la industria pesquera tenga “las mismas condiciones de juego”, no solo en el ámbito medioambiental sino también en su vertiente social. Así, recordó que el Ejecutivo ha suscrito el convenio 188 con la Organización Internacional del Trabajo para introducir en el sector garantías sociales y de empleabilidad.

Con respecto a las demandas de igualdad y juego limpio, López-Asenjo también advirtió durante su intervención de que el trabajo en esa dirección “no es cosa de semanas o meses”, sino que son “procesos que duran años”. “Vamos a tardar bastante tiempo, y el nivel de exigencia tendrá que ser cada vez más alto, para posicionarnos en un margen de excelencia”, aseveró.

La Xunta suma once millones en licitaciones en el aeródromo de Rozas

Las licitaciones abiertas por la Xunta para el desarrollo tecnológico del aeródromo lucense de Rozas suman casi once millones de euros, informaron hoy los conselleiros de Economía e Industria y de Ordenación del Territorio, Francisco Conde y Beatriz Mato, respectivamente. El proyecto para desarrollar una base de pruebas de aviones no tripulados o drones en Rozas, en colaboración con las empresas Inaer e Indra, fue lanzado por la Xunta hace más de dos años como una oportunidad de convertir a Rozas en “un referente en Europa” en ese ámbito tecnológico.

La Xunta alegó que generaría una inversión conjunta de 115 millones de euros y crearía unos 600 puestos de trabajo entre directos e indirectos. Los representantes de la Xunta indicaron que las vinculadas a Rozas están relacionadas tecnologías centradas en la utilización de vehículos aéreos y barcos no tripulados. l