• Sábado, 03 de Diciembre de 2016

Feijóo aboga por una financiación que garantice el autogobierno gallego

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer que “el mayor blindaje” que se le puede hacer al Estatuto de Galicia es “tener un sistema de financiación que permita garantizar la autonomía y el autogobierno gallego”.

Feijóo aboga por una financiación que garantice el autogobierno gallego
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo	xoán crespo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo xoán crespo

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer que “el mayor blindaje” que se le puede hacer al Estatuto de Galicia es “tener un sistema de financiación que permita garantizar la autonomía y el autogobierno gallego”.


El mandatario se pronunció de este modo en una entrevista en la Cadena Ser, y tras ser preguntado por las declaraciones realizadas esta semana por el lehendakari, Íñigo Urkullu, solicitando que se acuerde “un nuevo marco de actualización del pacto estatutario”.


“No veo necesidad de modificarlos”, opinó Feijóo en relación al Estatuto gallego y vasco, justo antes de asegurar que Galicia estará “atenta a cualquier movimiento desde el punto de vista del estado de las autonomías”.


“La voy a defender ante cualquier privilegio”, prometió Feijóo, para luego hacer hincapié en que “el mayor blindaje” que se le puede hacer al Estatuto de Galicia es “tener un sistema de financiación que permita garantizar la autonomía y el autogobierno gallego”.


De este modo, explicó que pedirá una “distribución justa del dinero de todos” para que “no haya ningún privilegio a favor de ninguna comunidad” y la financiación autonómica dependa del “coste efectivo de la prestación de los servicios”. “Vamos a pedir cuestiones lógicas y justas sin admitir privilegios”, subrayó, para luego añadir que no permitirá que se utilice el argumento de la soberanía como “coartada”.


“Sin un buen sistema de financiación no vale de nada un autogobierno infrafinanciado”, proclamó Feijóo, quien destacó que su partido tiene unas perspectivas económicas y de crecimiento de empleo “mejores” para esta legislatura.


De igual modo, el presidente de la Xunta aseguró que esta legislatura será la “última”. No obstante, hizo hincapié en que se volcará en ella “más si cabe” que en años anteriores.


Cuestionado sobre la sucesión y específicamente por el vicepresidente de la Xunta y líder de los populares pontevedreses, Alfonso Rueda, Feijóo recordó todos sus cargos hasta el momento: primero secretario xeral del PPdeG, después conselleiro de la Presidencia y luego vicepresidente de la Xunta, cargo que sigue manteniendo –es el único vicepresidente–. “Eso es todo, que no es poco”, subrayó el también líder del PPdeG, quien además erige a Rueda en “persona clave” en su Gobierno y en el Partido Popular de Galicia.


Después de relatar todo ello, el presidente de la Xunta se limitó a decir que su sucesor será el que el PPdeG decida.


“No lo decidiré yo, yo soy un militante más”, zanjó.


Preguntado por si ha tratado de romper amarras con el PP después de que su campaña electoral se centrara más en su figura que en su propio partido, indicó que después de ocho años al frente de la Xunta y tras conseguir otra vez la “confianza” de los gallegos “con más intensidad”, ya se siente “militante de Galicia”. A este respecto, Feijóo también confesó que le gustaría que la oposición lo viese como “un aliado del país” y no como “un rival”: “Podemos llegar a acuerdos. Eso no significa, para nada, romper las amarras con mi partido: si no fuera el candidato del PP no sería presidente de Galicia”, aseveró.