• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Xunta, UDC y Concello sellan el acuerdo que abre paso a la residencia estudiantil

Las consellerías de Traballo e Benestar y Sanidade, la Universidade da Coruña y el Concello de Ferrol sellaron en la mañana de ayer el acuerdo a cuatro bandas que permitirá contar ya desde el próximo curso de una residencia universitaria con precios públicos. El pacto que, como destacó el alcalde José Manuel Rey, pone fin a quince años de espera, tiene no obstante un carácter provisional, dado que en el futuro se espera que prospere la intención de las partes de habilitar ese servicio en uno de los pabellones del cuartel Sánchez Aguilera.

Xunta, UDC y Concello sellan el acuerdo que abre paso a la residencia estudiantil
beatriz mato, josé manuel rey varela, rocío mosquera y xosé luís armesto, ayer en el concello de ferrol luis polo
beatriz mato, josé manuel rey varela, rocío mosquera y xosé luís armesto, ayer en el concello de ferrol luis polo

Será el edificio que durante más de veinte años funcionó como centro de menores, primero con el nombre de Soutomaior y más recientemente con el de Ferrol II, en la calle Sánchez Barcáiztegui 28, el que acoja a partir del próximo curso académico 2013-14 la esperada residencia universitaria, una dotación que el campus ha perseguido desde su creación. El Concello de Ferrol fue ayer el escenario de la firma del protocolo entre las consellerías de Traballo y Sanidade, la Universidade da Coruña y la propia administración local para la puesta en marcha del servicio.
La institución académica ha presupuestado en 80.000 euros la inversión que requerirán las “reformas mínimas” que según explicó ayer el rector coruñés, Xosé Luís Armesto, serán necesarias para adecuar el edificio. Serán, tal como se ha venido informando, cuarenta plazas a precios públicos, una circunstancia en la que ayer insistió el rector y que permitirá, según dijo, que estudiantes de otros puntos de Galicia vengan a Ferrol para cursar algunas de sus titulaciones únicas en el mapa universitario de la comunidad. “Isto vai redundar no ben do campus e da cidade”, señaló.
La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, incidió en que los menores que residían en el edificio serán atendidos ahora en el centro Virxe do Carme, que dispone de 42 plazas y solo tiene 29 ocupadas. La responsable subrayó que la política que se sigue en la atención de los jóvenes es primar su integración en familias y consideró positivo, en ese sentido, que haya vacantes tanto en el citado centro de Ferrol, situado muy próximo al Soutomaior, como en el conjunto de la red gallega, con unas 200 plazas desocupadas. “É un paso máis no camiño da eficiencia e de obter o máximo rendimento dos recursos”, dijo.
Por su parte, la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, explicó que el convenio contribuirá a cumplir con las funciones de promoción de la investigación y la docencia, que tiene también su departamento junto con la de la atención sanitaria. Así, Sanidade pone a disposición de la Universidade da Coruña un espacio de 59.000 metros cuadrados en el hospital Novoa Santos, “un edificio que é un emblema para todos os ferroláns”, para usos universitarios. Mosquera aludió a que esta superficie servirá para las titulaciones de Ciencias de la Salud de Ferrol, es decir, Enfermería y Podología, y que supone “unha aposta polo crecemento do campus”.
Por su parte, el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, manifestó su satisfacción por un acuerdo que pone un punto y aparte en una historia de 15 años, el tiempo en el que el campus y los sucesivos gobiernos locales han estado buscando solución a la demanda de una residencia.