• Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Varios pescadores denuncian las amenazas de muerte de dos hombres que usan artes ilegales

Varios pescadores del puente de As Pías han denunciado ante la Policía Nacional y la Subdirección Xeral de Gardacostas las prácticas de pesca ilegal que llevan a cabo dos individuos y las amenazas de muerte que estos les han proferido.

Varios pescadores denuncian las amenazas de muerte de dos hombres que usan artes ilegales
Varios grupos de pescadores iniciaban ayer al caer el sol una nueva jornada de pesca desde el puente de As Pías | j.m.
Varios grupos de pescadores iniciaban ayer al caer el sol una nueva jornada de pesca desde el puente de As Pías | j.m.

Varios pescadores del puente de As Pías han denunciado ante la Policía Nacional y la Subdirección Xeral de Gardacostas las prácticas de pesca ilegal que llevan a cabo dos individuos y las amenazas de muerte que estos les han proferido.
Según consta en las denuncias, desde hace un año dos hombres acuden periódicamente al entorno del puente con una embarcación y “se dedican a poner redes entre los pilares” para posteriormente lanzar petardos de gran calibre al agua, agitando a los peces y haciendo que estos se enreden en sus mallas.
Esto, explican, constituye una práctica de pesca ilegal y, además, deja sin género a los pescadores deportivos con licencia que todas las noches se congregan en el puente. Uno de los denunciantes explica que desde las diez de la noche y hasta las siete de la mañana entre 30 y 60 personas van “al sargo, el choco o la dorada” para ganarse la vida “con dignidad y de forma legítima”.
“No nos hacemos ricos, nos da para poder llevar algo de comida a casa y poco más. Pero desde que viene esta gente nos están dejando sin nada y las autoridades están de brazos cruzados”.
Este pescador asegura en su denuncia haber sido encañonado con una pistola por uno de los individuos al grito de “cuando te vea te voy a matar” y cree que estas amenazas pronto se convertirán en agresiones reales y, posiblemente, irreparables
Los usuarios de As Pías sospechan, además, de la impunidad con la que actúan estos dos hombres –de entre 25 y 35 años– y se pregunta como son capaces de sacar a la venta todo ese pescado en el mercado negro, por lo que instan a la Xunta a que ponga la lupa en los circuitos legales.
Además, piden mayor diligencia a la Guardia Civil del Mar y al servicio de Guardacostas, “porque no es normal que con lo que se hacen notar no hayan sido detectados por el momento”, insisten los pescadores de As Pías. l