• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

La unidad multidisciplinar de uveítis del Naval atiende hoy en día a más de 160 pacientes

Bajo el título “Colaborando para eliminar la inflamación”, el Hospital Naval del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), en colaboración con la compañía biofarmacética AbbVie

La unidad multidisciplinar de uveítis del Naval atiende hoy en día a más de 160 pacientes
La unidad ferrolana de uveítis, creada en 2011, fue la primera de Galicia i j.m.
La unidad ferrolana de uveítis, creada en 2011, fue la primera de Galicia i j.m.

Bajo el título “Colaborando para eliminar la inflamación”, el Hospital Naval del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), en colaboración con la compañía biofarmacética AbbVie, acogió hace unos días una jornada para profesionales centrada en el abordaje de la uveítis –inflamación de la úvea, la capa media del ojo–.
El objetivo de este encuentro consistió en “promover la colaboración entre atención primaria y las distintas especialidades para dar a conocer y concienciar acerca de estas enfermedades, compartiendo los diagnósticos, signos clínicos y los tratamientos posibles”, indicó la jefa de sección del Servicio de Oftalmología del CHUF, Dolores Álvarez.
La Xerencia Integrada de Ferrol fue pionera en contar con una unidad multidisciplinar para tratar este tipo de inflamación, creando la primera de Galicia en el servicio de Oftalmología del Hospital Naval en el año 2011. Actualmente, dicha consulta trata a más de 160 pacientes.
La uveítis es una patología especialmente frecuente entre personas jóvenes, ya que suele aparecer entre los 20 y los 45 años y sus síntomas más frecuentes son el fuerte dolor, la visión borrosa y manchada y el enrojecimiento. Tal y como indican los expertos, si no se trata a tiempo, puede conllevar daño ocular, una grave pérdida de visión e incluso la ceguera. Además, esta enfermedad está asociada, en ocasiones, a patologías inflamatorias como la psoriasis o la artritis reumatoide.
Por esto, los profesionales médicos insisten en la importancia de la coordinación y la detección en fases iniciales. “Cuando recibimos una uveítis por urgencia, siempre preguntamos al paciente por otros signos que pueden tener a nivel general para saber si el origen de la uveítis puede ser reumático, psoriásico, sarcoidótico... Siempre trabajamos para buscar la posible causa y enviar al paciente al especialista correspondiente lo más pronto posible. Cuanto antes se diagnostique, primero lo tratamos y la repercusión es menor”, destaca la doctora Álvarez.