• Miércoles, 21 de Febrero de 2018

Trabajadores del Concello de Mugardos sacan sus reivindicaciones a la calle

Trabajadores del Concello de Mugardos protagonizaron ayer una concentración a las puertas del consistorio en rechazo a la decisión del gobierno local de despedir a la trabajadora del Aula Cemit y para demandar que “se tomen medidas ante varios incumplimientos”.

Trabajadores del Concello de Mugardos sacan sus reivindicaciones a la calle
Los trabajadores municipales se concentraron a las puertas del consistorio durante 40 minutos
Los trabajadores municipales se concentraron a las puertas del consistorio durante 40 minutos

Trabajadores del Concello de Mugardos protagonizaron ayer una concentración a las puertas del consistorio en rechazo a la decisión del gobierno local de despedir a la trabajadora del Aula Cemit y para demandar que “se tomen medidas ante varios incumplimientos”.
La trabajadora despedida realizaba su tarea en el Aula Cemit, “un servicio de alfabetización digital bastante importante”, detalló Marco Pita, portavoz del comité de empresa. La empleada llevaba trabajando “diez años” en el ayuntamiento..
Pita denunció también que el ejecutivo local no se haya dirigido al comité de empresa “durante los dos últimos meses”, a pesar de que algunos trabajadores tienen pendiente el cobro de “hasta 300 horas extras, sin que exista por parte del ejecutivo ninguna propuesta para solucionar el tema”.
Pita también ha detallado que “están denegando días de asuntos propios a los trabajadores sin ninguna justificación, por sistema”, se continúa sin firmar un convenio laboral ya aprobado en la mesa de seguimiento hace más de cinco meses, y tampoco se nombran a los representantes del comité de Seguridad y Salud, cuestión “muy grave teniendo en cuenta que existen varios expedientes abiertos en inspección de trabajo por la falta de los equipos de protección de los trabajadores”.
Ante esta situación, no descartan “seguir incrementando las medidas de protesta e incluso el paralizar algunos servicios”, como el de la recogida de basura. “Lo que no queremos es perjudicar a los vecinos, pero ahora mismo en una situación límite”, indicó.
La protesta ha sido refrendada por todos los delegados del comité de empresa, representantes de organizaciones sindicales como CSIF, CCOO y CIG, y contó también con el apoyo de algunos funcionarios, lo que ha motivado que servicios como el de ayuda a domicilio, Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) y limpieza, además de obras, se hayan vistos afectados.

“Fraude a los vecinos”
Por su parte, la alcaldesa Pilar Díaz manifestó su respecto a la reivindicaciones de los empleados y aclaró que el contrato de la trabajadora del Aula Cemit está vinculado a una subvención de Amtega para este servicio que les ha sido denegada. Díaz instó a los empleados a cumplir el convenio laboral en vigor –data de 2013–, “en el que se recoge una jornada laboral semanal de 37,5 horas que nunca se han cumplido y que los obliga trabajar los jueves por la tarde algo que nunca han hecho”, aseguró, “están cometiendo fraude a los vecinos”.
Con respecto a las horas extras que se les adeuda a los trabajadores del GES indicó que “corresponden con el año 2016 y según las valoraciones que hacen ascenderían a 60.00 euros; el Concello no puede pagar estas cantidades, les hemos propuesto compensarlas en tiempo, pero no han aceptado por lo que hoy mismo [por ayer] se les ha solicitado un documento en el que se recojan esas horas”.
Díaz también negó que se nieguen días de asuntos propios “por sistema” e indicó que “muchas de las horas extras generadas se debieron a permisos concedidos a compañeros para la elaboración de cursos de topografía o terrorismo yihadista que no voy a entrar a valorar si corresponden o no”. l