• Miércoles, 28 de Junio de 2017

Los socorristas se estrenaron ayer en los ocho arenales ferrolanos que cuentan con vigilancia

Con unas temperaturas agradables, un cielo despejado y un oleaje de moderado a fuerte comenzó ayer la temporada de playas en Ferrol, que abarcará hasta el 14 de septiembre.

Los socorristas se estrenaron ayer en los ocho arenales ferrolanos que cuentan con vigilancia
La temporada comenzó sin incidencias, aunque algunos socorristas todavía no contaban con su indumentaria oficial en playas como Doniños, donde ondeó la bandera roja. En Caranza hubo gente, pero no habrá salvamento.  | d.a.
La temporada comenzó sin incidencias, aunque algunos socorristas todavía no contaban con su indumentaria oficial en playas como Doniños, donde ondeó la bandera roja. En Caranza hubo gente, pero no habrá salvamento. | d.a.

Con unas temperaturas agradables, un cielo despejado y un oleaje de moderado a fuerte comenzó ayer la temporada de playas en Ferrol, que abarcará hasta el 14 de septiembre.


Aunque todavía quedan algunos flecos para tener las instalaciones en óptimas condiciones y, especialmente, los accesos de las pasarelas de madera, el total de las ocho casetas de otros tantos arenales abrió las puertas para atender a los primeros usuarios del verano.


Los 44 efectivos –43 y un coordinador– firmaron ya sus contratos laborales, con las retribuciones acordes al convenio –1.596,48 euros el coordinador y 1.392,38, los socorristas– y seis días de vacaciones y uno de asuntos propios. El horario de atención será de lunes a domingo, de doce del mediodía a ocho de la tarde.


La playa de Doniños cuenta con el mayor número de vigilantes, un total de 11 –algunos todavía ejercieron su labor en pantalón vaquero, a falta de bañadores–; frente a los ocho de A Fragata, los cinco de Penencia, San Xurxo y Esmelle y los tres de A Graña, Santa Comba y Ponzos.


En Doniños y Esmelle está previsto reforzar el servicio, sumando un socorrista en cada una de ellas, una vez que se cubran a través de una nueva convocatoria pública de empleo.


Desde el Concello se anunció que este fin de semana –coincidiendo con las altas temperaturas que se esperan y, por ello, mayor afluencia de público– tendrán sus servicios completos las playas de Bandera Azul y quedan pendientes letreros informativos y pasarenas en algunas del litoral. Se está trabajando, además, en la mejora de las playas urbanas de Caranza, a Cabana, A Graña, Cariño y San Felipe.


La inversión para acondicionamiento de los arenales asciende este verano a una cuantía de 31.460 euros, agrupados en dos contratos menores, y la limpieza de las playas se hace, desde ayer mismo, de forma manual, respetando los espacios dunares y utilizando el tractor recolector solo como apoyo puntual en el espacio intermareal.