• Miércoles, 26 de Julio de 2017

Los sindicatos denuncian la “parálisis” a la que se ven sometidos en el Concello

Representantes sindicales de CSIF, UGT y CIG del Concello de Ferrol denunciaron ayer la “parálise á que nos ten sometida o goberno municipal”, por lo que presentaron por tercera vez consecutiva en lo que va de año una serie de escritos para solicitar la resolución de medidas que, según explican, se están incumpliendo y obviando. 

Los sindicatos denuncian la “parálisis” a la que se ven sometidos en el Concello
Representantes de las secciones sindicales de CSIF, UGT y CIG, ayer, durante la rueda de prensa conjunta en el Concello | jorge meis
Representantes de las secciones sindicales de CSIF, UGT y CIG, ayer, durante la rueda de prensa conjunta en el Concello | jorge meis

Representantes sindicales de CSIF, UGT y CIG del Concello de Ferrol denunciaron ayer la “parálise á que nos ten sometida o goberno municipal”, por lo que presentaron por tercera vez consecutiva en lo que va de año una serie de escritos para solicitar la resolución de medidas que, según explican, se están incumpliendo y obviando. 
Uno de esos documentos hacía referencia a la ausencia de convocatorias de las mesas de negociación que, por protocolo, tienen que celebrarse una vez al mes y este año “só se celebraron en febreiro e marzo”. “Na última mesa levouse unha proposta que se retirou por unha serie de errores e goberno dixo que os ía correxir para volver a traela cando estivesen subsanados. Resúltanos curioso que leve tanto tempo”, explicó el representante del CSIF, Javier Sandá.
El hecho de no tener presupuestos aprobados también hace imposible la creación de empleo, “algo sumamente importante xa que hai un déficit de persoal importante no Concello”, explicó Sandá, al mismo tiempo que indicó que las 14 jubilaciones que se produjeron desde el año 2015 todavía no se repusieron. 
La vocal de la UGT, Chus Dopico, hizo referencia a que dicha falta de personal conlleva “un mal funcionamento cara a cidadanía” e indicó que las bolsas de trabajo no se actualizan y recibieron unas 6.000 solicitudes que “cubrirían dita deficiencia”.
La representante de la CIG, Lis Leira, también hizo referencia a las horas extra que realizan muchos trabajadores municipales y aseguró que “un goberno progresista, de esquerdas, ten a obriga de subsanar o paro, ademáis nun caso como o da nosa comarca; aceptamos as dificultades pero o Concello ten que poñer medios para solucionalo”.

Compromiso
Otro de los puntos que reclaman los tres sindicatos es el cumplimiento de las pautas de la Mesa de Traballo celebrada el mes de marzo, donde “o propio goberno achegounos un cronograma que no que xa se están  incumprindo os tempos das catro fases”, indicó Sandá. La ausencia de celebración del  Comité de Seguridade e Saúde, relativo a la prevención de riesgos, es otro de los aspectos que denunciaron ayer las organizaciones. “A lexislación esixe convocalo cada tres meses e o derradeiro foi no mes de novembro e este correspondía ao de setembro, polo que levamos case un ano sen celebralo. O grave é que o servizo de prevención sigue a elaborar e presentar informes de alerta de riscos para o persoal pero que non poden ser abordados”, indicaron. 
Por último, quisieron poner de manifiesto unos datos que conocieron hace unos días sobre un problema de asistencia sanitaria relacionado con la incapacidad  por parte de algunos funcionarios de renovar su seguro privado y la existencia de “traballadores integrados na seguridade social e na privada”, indicaron.
Por todo esto, continuarán con su voluntad de negociación y haciendo reclamaciones formales pero, de no obtener respuesta, se plantean tomar acciones judiciales acudiendo a Inspección de Traballo.
Voluntad de diálogo 
Por su parte, el portavoz del gobierno municipal, Álvaro Montes, admitió la existencia de “dificultades para cubrir as reposicións” de plazas vacantes en el personal municipal, aludiendo a un “déficit evidente” ante las críticas de los sindicatos en el Ayuntamiento.
Montes insistió en que el gobierno local “sempre tivo talante de diálogo e vocación de buscar acordos”, al mismo tiempo que señaló que “a liberdade de denuncia está recollida na Constitución”, tras lo cual rechazó las tesis de parte de las centrales en el consistorio.
El edil esgrimió las restricciones legislativas aplicadas por el Estado o la ausencia de un documento presupuestario en el Ayuntamiento, entre otros condicionantes para esta situación. También subrayó que la Intervención municipal descartó las contrataciones propuestas por el ejecutivo municipal con informes negativos y reiteró que su grupo siempre tuvo “presentes” las demandas del personal del consistorio. Por último, con respecto al retraso de dos meses en la convocatoria de mesas de negociación, Álvaro Montes indicó que “se esos dous meses serven para corrixir eses erros e a perspectiva é chegar a un acordo benvidos sexan”. l