• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Los sindicatos avisan de que pueden ejercer “más presión” en la huelga del metal si la patronal no cede

La quinta jornada de huelga del sector del metal en la provincia de A Coruña volvió a dejar en la comarca de Ferrolterra un paro casi total en toda la industria afectada por el convenio, que afecta a cerca de 8.000 trabajadores.

Los sindicatos avisan de que pueden ejercer “más presión” en la huelga del metal si la patronal no cede
Cientos de personas se concentraron en la asamblea frente al edificio de la Xunta | daniel alexandre
Cientos de personas se concentraron en la asamblea frente al edificio de la Xunta | daniel alexandre

La quinta jornada de huelga del sector del metal en la provincia de A Coruña volvió a dejar en la comarca de Ferrolterra un paro casi total en toda la industria afectada por el convenio, que afecta a cerca de 8.000 trabajadores.
La movilización se dio 24 horas después del encuentro celebrado en la noche del martes, que se prolongó durante ocho horas, hasta las 02.30 horas de la madrugada, y en la que los sindicatos denunciaron que la patronal “no cedió nada” en sus líneas rojas, fijadas para los aspectos de “recuperación de derechos” y “combate de la precariedad”.
En Ferrol, centenares de trabajadores se concentraron delante del edificio administrativo de la Xunta en una asamblea en la que se informó sobre la “infructuosa“ reunión mantenida con los representantes empresariales. José Hurtado, miembro de la comisión negociadora por parte de CCOO, explicó a los allí presentes que las propuestas de la patronal en relación a las líneas rojas de la negociación –subrogación o mutuas– “no hay por donde cogerlas”.
El sindicalista detalló que muchos de los puntos ni siquiera se tocaron y que en otros la patronal “simplemente propone hacer comisiones”, entre ellas para incluir en el convenio los acuerdos de Navantia de 2001. A este respecto, el secretario comarcal de CIG-Industria, Vicente Vidal, señaló que solo aceptarán esa opción si se trata de una comisión delegada de la mesa negociadora del convenio siderometalúrgico de A Coruña, donde todo lo que se acuerde en ella se incorpore automáticamente al convenio y se convierta en ley.
“Non vale unha redacción ambigua á marxe do convenio para que cada un a interprete como quera. Os interlocutores para os acordos do naval están aquí, nesta comarca, sabemos quen son e sabemos que podemos presionalos”, explicó Vidal al centenar de trabajadores allí reunidos.
 

Posturas
El responsable de Industria de la CIG censuró esta postura de la patronal y respondió al presidente de Cofer, Cristóbal Dobarro, que esta misma semana hizo un llamamiento a la “responsabilidad” de los sindicatos. “Somos nós os únicos que arrimamos o hombro, os únicos que presentamos propostas específicas no proceso de mediación. Son eles, a patronal, os que están actuando de mala fe, intentando desmobilizar aos traballadores e confundir á cidadanía mercando páxinas nalgúns medios para difundir mentiras sobre as súas propostas”, insistió Vicente Vidal.
El de la CIG recordó la “impresionante presión” que se está ejerciendo por parte de la fuerza laboral. “Somos nós os que máis estamos cedendo e poñendo un pouco de cordura. Os piquetes son máis que nunca informativos, pois son os propios traballadores os que están parando por vontade propia. Non hai ningún tipo de conflicto. Outra cousa sería que forzásemos a situación doutro xeito. E podémolo facer, temos un apoio incondicional dos traballadores e aínda estamos a tempo de facelo doutro xeito”, advirtió Vicente Vidal al presidente de la patronal ferrolana.

Puntos de tensión
Aunque lo cierto es que la acción de los piquetes informativos está resultado prácticamente innecesaria en la mayoría de áreas industriales de la comarca, el polígono de A Gándara está resultando durante todas estas jornadas el punto más caliente.
En las cinco jornadas de huelga varios concesionarios de automóviles de la zona han sido reacios a secundarla y esto ha originado momento de tensión con los piquetes desplegados.
Ayer, los propietarios de uno de estos concesionarios dieron aviso a la policía, en torno a las 10.00 horas, para que mediase con una veintena de piquetes que se habían concentrado a las puertas del negocio.