• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Roban tabaco por valor de 18.000 euros en el estanco de la calle San Francisco

El estanco situado en el número  27 de la calle San Francisco, en Ferrol Vello, quedó prácticamente desvalijado en la noche del pasado jueves. 

Roban tabaco por valor de 18.000 euros en el estanco de la calle San Francisco
la dueña del establecimiento, con el agujero que realizaron los ladrones en la pared del fondo     daniel alexandre
la dueña del establecimiento, con el agujero que realizaron los ladrones en la pared del fondo daniel alexandre

El estanco situado en el número  27 de la calle San Francisco, en Ferrol Vello, quedó prácticamente desvalijado en la noche del pasado jueves. Los ladrones se llevaron todo el tabaco que había en el establecimiento, además de otros productos como refrescos, cervezas y golosinas, por un montante global que asciende a 18.000 euros.
Al abrir la puerta por la mañana, la propietaria, María Domínguez Leira, se encontró con las cajas esparcidas por el suelo y pensó que había sido obra de las palomas, que suelen entrar en la tienda a comer, pero al momento   ya se dio cuenta de que faltaba todo el tabaco.
Por temor a que aún pudiera haber alguien dentro llamó a la Policía y no entró hasta la llegada de los agentes. En un primera inspección del establecimiento, que también funciona como bar y como tienda de recuerdos, valoró la mercancia robada en unos 15.000 euros, que fueron los que hizo constar en la denuncia presentada en la Comisaría, pero después se fue dando cuenta de que le faltaba más mercancía, por lo que calcula que el importe del material que se llevaron los ladrones puede alcanzar los 18.000 euros.
Según informó a este periódico María Domínguez, lo único que no se llevaron fue la mercancía que había en el escaparate y las figuritas de las estanterías, pero sí  una gran cantidad de golosinas. Este hecho le hace sospechar que el robo es obra de rateros y no de una banda organizada, una de las hipótesis que, al parecer, baraja la Policía.
Los ladrones entraron en el estanco a través de un butrón que realizaron desde el portal del edificio. Según la dueña, el agujero se practicó en el lugar más adecuado para acceder al interior, de ahí su creencia de que se trata de personas que conocían bien el establecimiento.
De lo único que se alegra la propietaria es de que no le hubieran tocado a un loro que tiene en su negocio desde hace años y que goza de gran popularidad en el barrio, porque es muy parlanchín. “Lo encontré como lo había dejado la noche anterior, tapado y sin daño alguno”, dijo la mujer.
El del pasado jueves es el sexto robo que se comete en el estanco de la calle San Francisco de Ferrol en los últimos años.

ruido
Según María Domínguez, nadie oyó ruidos. Las viviendas del mismo inmueble están deshabitadas y en los edificios colindantes tampoco no vive nadie, porque están en estado ruinoso.