• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

El PP consigue imponerse al gobierno y retirar el debate de la tasa del pleno

Ni las intervenciones de los representantes sindicales y del comité de empresa de Emafesa pidiendo que se busque una solución que evite la disolución de la empresa mixta de aguas, ni las advertencias hechas públicas estos días de posibles repercusiones legales para la corporación por no contar con una tasa cuando se presta un servicio, le han servido al ejecutivo de Jorge Suárez para poder sacar adelante, al menos en este “round”, el levantamiento de la tasa de saneamiento que implicaría el cobro del tributo aprobado en el anterior mandato por el PP

El PP consigue imponerse al gobierno y retirar el debate de la tasa del pleno
Pleno extraordinario ayuntamiento de Ferrol
Pleno extraordinario ayuntamiento de Ferrol

Ni las intervenciones de los representantes sindicales y del comité de empresa de Emafesa pidiendo que se busque una solución que evite la disolución de la empresa mixta de aguas, ni las advertencias hechas públicas estos días de posibles repercusiones legales para la corporación por no contar con una tasa cuando se presta un servicio, le han servido al ejecutivo de Jorge Suárez para poder sacar adelante, al menos en este “round”, el levantamiento de la tasa de saneamiento que implicaría el cobro del tributo aprobado en el anterior mandato por el PP.
Ya no es que no se haya aprobado esta cuestión sino que, pese a que la sesión se prolongó durante una hora, el punto del orden del día no llegó a debatirse. El motivo fue la solicitud del PP de la suspensión del pleno y la reclamación de un informe al Consello Consultivo de la Xunta –cedió en la postura de pedir otro al Consello de Contas, pero igualmente no llegaría a tiempo antes del 21 de noviembre, fecha anunciada por Socamex para presentar en el Juzgado la disolución de la empresa, con capital público en un 51%–. Dada la necesidad de votar, según el artículo 52 del reglamento esta solicitud, el PP y sus 11 ediles pudieron paralizar el pleno, pese a la oposición del grupo de gobierno y Ciudadanos y la abstención de PSOE, BNG y la edil no adscrita Esther Leira.
Así las cosas, la convocatoria de ayer se convirtió en un debate en el que la tensión podía cortarse con un cuchillo de los que verbalmente sobrevolaron en las intervenciones de los grupos, especialmente en la discusión del alcalde, Jorge Suárez, tanto con la portavoz socialista, Beatriz Sestayo, que llegó a pedir la dimisión del primer edil –“xa que o que lle queda é presentar unha moción co PP contra vostede mesmo”–, como con el del BNG, Iván Rivas, que criticó que no se le dejase intervenir sobre el tema de debate cuando la socialista sí se había extendido en su discurso.
Solo la portavoz de Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret, apoyó al ejecutivo en la necesidad de tratar, de una vez por todas, la recuperación de la tasa de saneamiento.y no dudó en calificar de “auténtico espectáculo circense las intervenciones de los grupos durante el pleno”, acusando de “irresponsable que una cuestión formal e intrascendente de nuevo suspenda el debate tan vital para los intereses de Ferrol”.

Oposición
La portavoz del PP, Martina Aneiros, fue breve y le bastó con pedir la retirada del orden del día para aclarar dudas “sobre la legalidad y defensa de los intereses del pleno y los ciudadanos” para que la mecha se encendiese y, sin necesidad de “enfangarse” en el debate, conseguir su propósito de posponer la decisión hasta una próxima convocatoria plenaria.
Por su parte, Beatriz Sestayo lamentó que se vuelva a llevar a pleno un tema sin un dictamen previo y con falta de informes y se posicionó en contra del fondo del tema –la tasa que se intenta recuperar– al margen de que se debatiese o no ayer. Pidió una convocatoria de la junta de portavoces para poder llegar de una vez por todas a un acuerdo y las “xuntanzas necesarias xa que nun ano non se conseguiron acordos”.
El portavoz del BNG, Iván Rivas, insistió, al término de la sesión, en que se trata de un “despropósito” intentar aprobar esta tasa “de hai tres anos” y definió al ejecutivo como “un goberno de xoguete en mans do neno mimado do PP”, indicando que quedó en evidencia una vez más.
La edil no adscrita Esther Leira, que, al igual que PSOE y BNG se abstuvo en la votación, aludió a la ausencia del alcalde de la ciudad estos días “intervindo a través do plasma no mensaxe á nación”.
El portavoz de Ferrol en Común, Álvaro Montes, pidió que se mantuviese el debate sobre la tasa por cuestión de plazos y de necesidad de pagar por un servicio que se presta, aunque, el número de votos demostró que sin el apoyo de otros grupos el ejecutivo no pudo tomar esa decisión.
El nuevo pleno ya ha sido convocado para el miércoles, a las 9.00 horas, y, en esta ocasión, y sin el informe que ha solicitado el grupo popular, deberán posicionarse, ya que no se podría volver a suspender. l