• Sábado, 19 de Agosto de 2017

La plantilla del servicio de limpieza del CHUF vuelve a reclamar mejoras laborales

La plantilla de la empresa Ferrovial, que tiene encomendada las tareas de limpieza en el Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), participó ayer en la segunda concentración de este año –promovida por la Federación de Servizos de la CIG–

La plantilla del servicio de limpieza del CHUF vuelve a reclamar mejoras laborales
Las trabajadoras afectadas, ayer durante la protesta en el CHUF | jorge meis
Las trabajadoras afectadas, ayer durante la protesta en el CHUF | jorge meis

La plantilla de la empresa Ferrovial, que tiene encomendada las tareas de limpieza en el Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), participó ayer en la segunda concentración de este año –promovida por la Federación de Servizos de la CIG– para denunciar “a represión sindical e as políticas antiobreiras” que están sufriendo estas empleadas.


El presidente del comité de empresa, Marcos del Río, manifestó que la concesionaria “está facendo unha contratación deshonesta”. “Utilizan os novos contratos para exhibirse, fan limpezas en zonas moi visibles para o público, pero que son de baixo risco. A realidade é que as compañeiras do Naval están facendo 16 habitacións e outras tantas altas no turno de tarde”.


Abundan desde el sindicato en que las últimas incorporaciones no han aliviado “a enorme carga de traballo” que existe y las califica de “cosméticas”.


El comité denunció además una política “represiva” con aquellas empleadas que cogen bajas laborales. “Cando se incorporan, de inmediato comezan a asumir as tarefas máis complicadas ou lles trastocan os turnos dun día para outro”, explican.

Más protestas
Desde la CIG recordaron que la plantilla de “125 traballadores no 2012 pasou a 105, co mesmo número de metros cadros nos que traballar”. Además, denunciaron que sus recursos son limitados y precarios hasta el punto de que “se produciron lesións das empregadas por facer uso de material en mal estado”.


El responsable del comité insistió en que el número y el tono de las protestas irá a más a medida que pasen los meses y la situación no se solucione.


“Estaremos especialmente vixiantes de cara ao 2018 que é cando finaliza o contrato de Ferrovial e intentarán maquillar a sua labor e deixar unha boa imaxe antes do novo concurso”.


De todos modos, no descartan comenzar con los paros de trabajo este mismo año e, incluso, apuntó Marcos del Río, “chegar a unha folga”.