• Miércoles, 07 de Diciembre de 2016

Los peligros de trabajar muchas horas sentado

Estar sentado durante muchas horas, principalmente delante de un ordenador, conlleva serios problemas de salud para todo aquel que se vea obligado a trabajar en estas condiciones. Según datos extraídos de un estudio elaborado recientemente por Premap Seguridad y Salud, el 54% de la población trabajadora en España sufre sobrepeso u obesidad, algo que se ha ido constatando desde hace ya más de cinco años.

Los peligros de trabajar muchas horas sentado
El doctor Diego Bellido en su consulta en el Naval	daniel alexandre
El doctor Diego Bellido en su consulta en el Naval daniel alexandre

Estar sentado durante muchas horas, principalmente delante de un ordenador, conlleva serios problemas de salud para todo aquel que se vea obligado a trabajar en estas condiciones. Según datos extraídos de un estudio elaborado recientemente por Premap Seguridad y Salud, el 54% de la población trabajadora en España sufre sobrepeso u obesidad, algo que se ha ido constatando desde hace ya más de cinco años.
Galicia es, junto con Extremadura, la comunidad con la mayor proporción de personas con un índice de masa corporal por encima de los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud –OMS–, de acuerdo con informaciones recogidas en este trabajo. 
Para el responsable de la sección de Endocrinología en el Hospital Naval de Ferrol, Diego Bellido Barrero, este tipo de estudios hay que mirarlos con lupa, ya que “siempre hay un sesgo que no corresponde a todos los trabajadores sino solo a aquellos que han hecho el reconocimiento en la mutua, con lo cual ese dato es orientativo y nunca se puede dar como una cifra real”, explica. 
Pero lo que sí admite el especialista es que estas cifras son “muy similares a las de la población general gallega no trabajadora, ya que según el estudio más reciente hecho por la Sociedad de Nutrición comunitaria y la Sociedad española de Cardiología, la cifra de obesidad en adultos supera el 25% y el 50% si incluimos sobrepeso”, comenta Diego Bellido. 
Ferrol, concretamente, no tiene un estudio de prevalencia de obesidad, pero el médico del Naval asegura que los datos de la comunidad son perfectamente extrapolables a la comarca. “Lo que sí que tenemos es la percepción; yo sí que veo a nivel clínico que la obesidad es cada vez más alta y sobre todo que hay cada vez más gran obesidad, es decir, aquellos que tienen un índice de masa corporal por encima de 40 y que se define como mórbida”, asegura.
Si se buscan las causas de estas cifras tan alarmantes, los especialistas aseguran que es un conjunto de factores, ya que la alimentación está cambiando y se está occidentalizando, hay un mayor consumo de bollería industrial y se produce una disminución de la actividad física, “por lo que se pasa a hablar ya de cambios en la sociedad y el estilo de vida, adoptando hábitos negativos”, comenta Bellido Barrero.
Y el trabajador no se queda fuera de este conjunto de prácticas poco saludables, ya que es uno más del sistema. “Lo que pasa ahora es que las empresas le dan más importancia a este hecho porque el obeso rinde menos: hay una disminución de rendimiento laboral, se eleva el absentismo, existen más complicaciones locomotoras... Y claro ahora interesa”, explica el médico del hospital ferrolano.
La situación actual hace que  algunas mutuas cambien su forma de hacer reconocimientos médicos y se encarguen de concienciar a la sociedad de que hay una relación entre el índice de masa corporal y el de absentismo laboral o de bajo rendimiento. “Esto ha cambiado porque hasta ahora se han limitado a hacer un reconocimiento y poner simplemente el peso del sujeto, pero en estos momentos se plantean establecer nuevas estrategias de tratamiento y no solo de prevención”, expresa el endocrino.
Una de las posibles soluciones para descender las cifras publicadas en el estudio de Premap pasaría, para Bellido Barrero, por la actuación de la empresa con los trabajadores. “La compañía tiene que establecer, incluso dentro del horario laboral, estrategias de ejercicio adecuado, algún programa que fomente la actividad física... Y dentro de los comedores, la empresa tiene que favorecer el que se hagan dietas saludables, ya que a mí me llega mucha gente que trabaja y que se tiene que llevar tupper porque la comida que le dan es muy grasa”, comenta el endocrino, quien aclara que estas medidas estarían pensadas para grandes negocios. 
Pero no solo la empresa tiene que dedicar tiempo y dinero a facilitar hábitos saludables en sus asalariados, sino que “la propia persona tiene que fomentar una actividad de por vida que debe ser el equivalente a 30 o 45 minutos diarios de ejercicio físico regular”, refiere el doctor, quien asegura que no hay un deporte mejor o peor, sino que cada uno tiene que ver cuál es el que más le gusta y se adapta a sus necesidades. 

cosa de niños y mayores
La obesidad infantil también es un problema que tanto en Ferrol como en el conjunto de la comunidad se ha ido incrementando con el paso de los años, aunque como indica el facultativo “como ha habido un descenso de la natalidad evidente, no es tan llamativo”. Lo que más preocupa ahora a los expertos es la obesidad en la tercera edad, “porque aquí tenemos unas grandes expectativas de vida y hay muchas personas de 70 años o incluso de 80 que presentan esta patología, porque siguen comiendo mal”.
Puede parecer extraño, a este respecto, que existiendo la dieta atlántica, los gallegos tengan malos hábitos alimenticios, pero para Diego Bellido el problema es que, hasta el monento, “no ha demostrado los beneficios porque no ha contado con el rigor de trabajo que sí ha tenido la mediterránea, por ejemplo”. “Alguna gente la interpreta como el consumo excesivo de grasas saturadas, asociado también a productos del mar, la patata y el cerdo y eso no es dieta atlántica; tiene mucho de factor occidental negativo, sobre todo porque se consume mucha grasa saturada y muchos carbohidratos pero la dieta como tal, basándose en los productos que tiene la tierra, sería maravillosa”, comenta el especialista.
Asimismo, la obesidad en la mujer gallega es mayor que la del hombre, pero éste presenta mayor obesidad abdominal, que se asocia mucho más a enfermedades cardiovasculares de factor de riesgo. Los trastornos psiquiátricos e incluso el cáncer, como el de mama y colon, también son afecciones directamente relacionadas con el exceso de peso, algo en lo que van a poner especial hincapié en el servicio de Endocrinología ferrolano a través de la prevención secundaria. n