• Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Partidos y entidades piden un pacto por la movilidad con participación vecinal

El pacto por la movilidad planteado por el ejecutivo de Jorge Suárez, como herramienta de trabajo para definir un modelo de movilidad sostenible para Ferrol recibió ayer alegaciones de los grupos de la oposición en el seno de la comisión de Urbanismo, que preside la concejala María Fernández.

Partidos y entidades piden un pacto por la movilidad con participación vecinal
Las calles del centro entran dentro de los planes de peatonalización del ejecutivo local | jorge meis
Las calles del centro entran dentro de los planes de peatonalización del ejecutivo local | jorge meis

El pacto por la movilidad planteado por el ejecutivo de Jorge Suárez, como herramienta de trabajo para definir un modelo de movilidad sostenible para Ferrol recibió ayer alegaciones de los grupos de la oposición en el seno de la comisión de Urbanismo, que preside la concejala María Fernández.
Si algunos partidos como el PP ya manifestaban la semana pasada su disconformidad con cuestiones como la “peatonalización salvaje” o la desaparición del parking subterráneo de Armas, ayer plasmaban, además, una serie de propuestas destinadas a mejorar un futuro plan. También el PSOE presentó alegaciones, del mismo modo que la exedil de Ferrol en Común y ahora no adscrita Esther Leira. Ciudadanos también puso sobre la mesa lo “escueto” del documento y la carencia de un diagnóstico sobre la situación actual.
En lo que todos ellos coincidieron fue en la necesidad de que se escuche a la ciudadanía y de que, antes de tomar una decisión política, se convoquen los foros pertinentes para debatir con los ciudadanos ese posible pacto.
La portavoz del Partido Popular, Martina Aneiros, destacó entre sus propuestas –además de que se integre a los colectivos y agentes sociales en la decisión–el aumento de conexiones y frecuencia de buses entre los distintos barrios, la implantación de la ORE –que lleva  dos años paralizada–, poner en marcha campañas de concienciación del uso de  la bicicleta como alternativa al transporte urbano, regular el aparcamiento en superficie y hacer cumplir la normativa en materia de circulación y estacionamiento de vehículos de mercancías en el casco urbano.
Por su parte, el edil, socialista Germán Costoya definió el pacto como “flojo y sin concreciones”, haciendo hicapié en la necesidad de que se conozca previamente la percepción ciudadana, ya que “antes de tomar decisiones políticas, primero deben ser los vecinos los que opinen”. Para esto, indicó Costoya, existen órganos de participación ciudadana en los que debe debatirse el pacto y un futuro plan de movilidad.
Propuestas
Entre las aportaciones concretas planteadas por los socialistas se incluyen dos intervenciones que se contemplaban en el programa electoral del PSOE, una propuesta sobre transporte público y la creación de una red verde para conectar los parques y zonas de esparcimiento de la ciudad. Confían en que, “teniendo en cuenta que la actual edil de Urbanismo defendió el programa socialista cuando se presentó a las elecciones, tenga en cuenta estas propuestas”.

Críticas a Ferrol en Común
También la que fue concejala de gobierno hasta su expulsión de Ferrol en Común, Esther Leira, presentó sus propuestas a este pacto por la movilidad tras manifestarse “en contra do rumbo que tomou o goberno de Ferrol en Común”, en relación a la falta de “debate colectivo” para este documento y apostando por el uso de mecanismos institucionales y de particiación como se prevé en el reglamento.
Más allá de estas críticas, Leira reclama un proceso de consulta, la organización de un Foro Cívico  con diferentes campos temáticos como el estacionamiento, el transporte público, el estacionamiento, etc. La edil no adscrita pide que este documento presentado a la corporación se use como borrador e informe-propuesta para los vecinos y que, antes de elevar al pleno estas cuestiones, se reúna el Consello da Veciñanza tanto para abordar el contenido del pacto como las conclusiones del Foro Cívico.
Leira pide, además al gobierno que el Concello garantice la participación de agentes sociales y de la ciudadanía en general en la Mesa o Comisión de seguimiento del pacto, para que las secuencias temporales sobre actuaciones que se puedan poner en marcha sean un compromiso de todas las partes.
Desde Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret criticó que el pacto por la movilidad no diagnostica las necesidades actuales de la ciudad ni cuenta con un proceso participativo. Muestra, señaló, “excesiva ambigüedad en sus objetivos y planteamientos, demasiado complacientes y generalistas”.
Aunque los grupos indican que han sido ya varias las AAVV que han denunciado la falta de participación, la Asociación Veciñal Inferniño denunció públicamente que se les haya comunicado la existencia del plan sin “posibilidade de presentar alegacións e sen prazos”, acusan al ejecutivo de “despreciar o Regulamento de Participación Cidadá”. Apuestan  por convocar un foro cívico así como asambleas de barrio y consellos sectoriales para que se puedan formular las propuestas. l