• Viernes, 18 de Agosto de 2017

Las paradas de bus de Ferrol, Narón y Neda suspenden en materia de accesibilidad

Tras siete meses de investigación a pie de calle, la asociación sociocultural ASCM presentó ayer un estudio sin precedentes en el que pone de manifiesto la falta de accesibilidad en las paradas de autobús de la zona.

Las paradas de bus de Ferrol, Narón y Neda suspenden en materia de accesibilidad

Tras siete meses de investigación a pie de calle, la asociación sociocultural ASCM presentó ayer un estudio sin precedentes en el que pone de manifiesto la falta de accesibilidad en las paradas de autobús de la zona. Así, de los 134 puntos analizados en los ayuntamientos de Ferrol, Narón y Neda, todos incumplen la normativa vigente establecida en el Plan de Accesibilidad de Galicia promovido por la Xunta.
Para llevar a cabo este estudio se han investigado varios criterios tanto de las paradas –detección, señalización, información y protección– como de las marquesinas –acceso, información, dimensiones, detección y facilidades– tal y como explicó ayer el técnico de accesibilidad de la entidad, Ezequiel Estebo, que aseguró que la detección de los lugares donde para el autobús y la calidad de la información son los que más se incumplen. “Realizando una media, la que peor se adapta es Narón, con un índice de adaptación del 19,29%; le sigue Ferrol con un 24,93%; y, por último, Neda, con un 28,63% de cumplimiento. Son cifras alarmantes que determinan que este tipo de infraestructuras son un desastre”, aseguró.
Paradas que ni siquiera están señalizadas, un punto de espera situado en una isleta ajardinada de tráfico, marquesinas sobre plataformas elevadas carentes de rampas que imposibilitan el acceso de silla de ruedas o la inexistencia de franjas en el pavimento con relieve y con un color llamativo –aspectos recogidos en la normativa vigente–, son solo algunos de los ejemplos con los que Estebo se encontró durante el ejercicio de estudio, en el que estuvo acompañado de un grupo de voluntarios de la ASCM con diversas discapacidades para llevar a cabo las rutas y ejemplificar mejor los casos prácticos.
La norma también indica que la señalización vertical debe estar en braille y deben aparecer pictogramas que informen sobre la línea de bus, el recorrido y los horarios en todas las paradas. “Llama la atención la creatividad a la hora de saltarse la norma, poniendo un dibujo de un autobús en vez de una B como así se especifica; parece que no se la han leído”, asegura el técnico de la asociación.
“Cuando pensamos en accesibilidad tenemos que pensar en diversidad funcional”, explicó ayer Ezequiel Estebo.
Por su parte, la gerente de la ASCM, Paula Gárate, indicó que, debido a la existencia del “Convenio de colaboración para el desarrollo conjunto del transporte metropolitano de Galicia en el área del transporte metropolitano de Ferrol” la competencia de accesibilidad recae en los ayuntamientos, por lo que registraran este estudio en cada uno de los concellos demandando la mejora de cada una de las paradas que incluye. “Mandaremos 76 deberes a Ferrol, 41 a Narón y 17 a Neda; queremos que sea un tirón de orejas para las administraciones locales para que piensen en este tipo de señalización”, expuso.
Asimismo, aseguró que estos datos revelan la “dificultad para hacer turismo a las personas con diversidad funcional”, algo que contrasta con el objetivo de la Xunta de convertir Galicia en un destino de referencia en este ámbito en 2019.
Aplicación móvil
Con respecto a la aplicación Moovit, válida para dispositivos móviles y en la que se encuentran las rutas del transporte metropolitano de Ferrol, Ezequiel Estebo aseguró que “no cumple los criterios exigibles para garantizar la accesibilidad a personas con discapacidad cognitiva”. Así, aseguró que realizó un ejercicio práctico con usuarios del Souto de Leixa, que se desenvuelven sin dificultas en otras aplicaciones como Whatsapp o Facebook, para tratar de ir al Castillo de San Felipe y no fueron capaces.
"Entre la aplicación, el plano de Tranvías y Google Mpas no sé ni siquiera si he cubierto la totalidad de las paradas existentes en la zona, lo que demuestra la dificultad a la hora de querer coger un autobús en la actualidad”, destacó el técnico de la ASCM.