• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Los operarios de Navantia hacen una demostración de fuerza ante Revuelta

Los trabajadores de Navantia Ferrol impidieron ayer que el presidente de la compañía naval pública, José Manuel Revuelta, mantuviera un encuentro con empresarios de la industria auxiliar en la que el máximo

Los operarios de Navantia hacen una demostración de fuerza ante Revuelta
Javier Galán se dirige al millar de operarios que se concentraron en el Cantón	d. alexandre
Javier Galán se dirige al millar de operarios que se concentraron en el Cantón d. alexandre

Los trabajadores de Navantia Ferrol impidieron ayer que el presidente de la compañía naval pública, José Manuel Revuelta, mantuviera un encuentro con empresarios de la industria auxiliar en la que el máximo ejecutivo había previsto trasladar las intenciones de la compañía perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en materia de subcontratación. La reunión sí se celebró, pero fueron el director general de Compras, Luis Ángel San Pedro; la responsable de Desarrollo de Proveedores, Victoria Pérez y el director de Navantia Ferrol, Julio Martín, los que dirigieron el encuentro.
Revuelta y parte de su equipo directivo en las factorías de la ría habían citado a los representantes empresariales en la sede de Afundación, en el Cantón, entorno a las 10.00 horas de ayer, pero a su llegada se encontraron con una concentración de 2.000 trabajadores que bloqueaba la puerta principal, mientras que otro grupo, la mayoría del comité de empresa, también les impidió el acceso por la parte trasera del edificio.

enfrentamientos
Fue allí donde se vivieron los momentos de mayor tensión. Revuelta, que en todo momento estuvo escoltado por los miembros de seguridad de Navantia –posteriormente también por la policía–, y algunos operarios protagonizaron un enfrentamiento verbal que terminó en un breve forcejeo entre el máximo responsable de la compañía y los miembros del comité de empresa que le impedían el paso.
Tras este episodio, que obligó al Revuelta a abandonar el lugar, el presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol, Javier Galán (CCOO), se dirigió a los trabajadores presentes para celebrar que habían impedido a “Alí Babá entrar en la cueva”.
En su intervención, Galán indicó que la intención de Revuelta en este encuentro con representantes de las industrias auxiliares “era recordarles que tienen que bajar los precios en las licitaciones” con la justificación de ser más competitivos. “E este home so entende que a competitividade é que traballemos catorce horas e cobremos 900 euros”, abundó Galán. Algo que, afirmó, no van a permitir porque significaría “caer na escravitude”.
Esta improvisada asamblea tuvo como espectadores al centenar de empresarios –Aclunaga, Asime, Cofer, AEF, IEN, entre otros– que se habían dado cita para este encuentro en el que la firma expuso sus objetivos y propuestas de subcontratación para los próximos encargos.
Pasadas las diez de la mañana los manifestantes levantaron la concentración y regresaron a la factoría. Unos quince minutos más tarde los representantes de las auxiliares entraron al salón de actos de la sede de Afundación, sin la presencia de José Manuel Revuelta.