• Sábado, 24 de Febrero de 2018

Oftalmólogas del área sanitaria muestran novedades terapéuticas en un congreso en Ourense

El Servicio de Oftalmoloxía del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol participó en la 44 Reunión de la Sociedade Galega de Oftalmoloxía, que se celebró hace unos días en Ourense.

Oftalmólogas del área sanitaria muestran novedades terapéuticas en un congreso en Ourense
Un momento de la reunión de la Sociedade Galega de Oftalmoloxía | i.gómez ulla
Un momento de la reunión de la Sociedade Galega de Oftalmoloxía | i.gómez ulla

El Servicio de Oftalmoloxía del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol participó en la 44 Reunión de la Sociedade Galega de Oftalmoloxía, que se celebró hace unos días en Ourense y en el que profesionales de esta especialidad trataron las novedades terapéuticas y de tratamiento. Cinco especialistas del área ferrolana se implicaron en dos relatorios y tres comunicaciones libres.
Begoña de Domingo habló de las actualizaciones con respecto al tratamiento con derivados hematológicos, colirios obtenidos a partir de sangre del paciente. Por su parte, Dolores Álvarez, responsable del Servicio de Ofatalmoloxía, participó en una mesa redonda para hablar de los protocolos que existen a nivel gallego sobre la cirugía de catarata, la más frecuente –ocupa el 60% de la actividad–. En el área sanitaria local se realizaron más de 1.600 procesos de este tipo en 2017.
Elena Casas presentó un trabajo sobre las diferentes patologías causantes de la visión doble o diplopia. Realizó un estudio retrospectivo a 30 pacientes que entraron en Urgencias en el 2016 y 2017 con esta característica y, de ellos, el 66% son verdaderos y su origen más frecuente radica en un proceso isquémico –el 47,7%– y el 21% son de origen tumoral. “Un paciente con diplopia es un reto para el oftalmólogo y que, habitualmente, requerirá un abordaje multidisciplinar. Se debe realizar una historia clínica cuidadosa y completa”, destaca.
La especialista Elena Gonzlález mostró, por su parte, el estudio realizado con el objetivo de valorar el grado de satisfacción y la mejora de la calidad de vida de los pacientes tratados con inyecciones intravíteras para tratar enfermedades crónicas de la retina. Se estudiaron 18 pacientes con este tratamiento y se concluyó que “la gran mayoría están satisfechos y ven necesario mantenerlo, si los médicos así lo requieren”.
Sara Rubio, en último lugar, valoró el uso de un tratamiento antibiótico por vía oral para la inflamación de las membranas internas del ojo, estudiando a 15 pacientes y considerándolo “una buena alternativa terapéutica”, indicó. l