Cuatro nuevos incendios arrasan la comarca en pleno temporal de viento

Las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal se han visto inmersas en los últimos días en un reguero de incendios que han asolado ya cerca de 200 hectáreas. Solo en el día de ayer se registraron, al menos, cuatro incendios de cierta entidad, con un temporal de viento como telón de fondo que se ha convertido en el mejor aliado de las llamas.

Cuatro nuevos incendios arrasan la comarca en pleno temporal de viento

Las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal se han visto inmersas en los últimos días en un reguero de incendios que han asolado ya cerca de 200 hectáreas. Solo en el día de ayer se registraron, al menos, cuatro incendios de cierta entidad, con un temporal de viento como telón de fondo que se ha convertido en el mejor aliado de las llamas.

Durante la madrugada, sobre la 01.30 horas, se dio por extinguido el incendio que desde el miércoles por la tarde arrasó 36.0000 metros cuadrados de monte arbolado en San Sadurniño, amenazando varias viviendas.

A primera hora de la mañana, entorno a las 06.00 horas, se declaró un incendio de grandes dimensiones en la parroquia de Deveso, en As Pontes, que a última hora de ayer ya había calcinado más de 20 hectáreas, según la consellería de Medio Rural y el cual seguía activo al cierre de esta edición. En los trabajos de extinción de este fuego participó personal de la Xunta –4 agentes, 6 brigadas y 4 motobombas– a los que posteriormente se unieron un avión y dos helicópteros.

El concello de Fene volvió a sufrir los efectos del fuego por tercer día consecutivo. Esta vez fue en la parroquia de Magalofes y en su extinción participaron un agente y una brigada de la Xunta, así como miembros del cuerpo de bomberos de Ferrol. Quedó extinguido pasadas las 19.30 horas. Sin embargo a última hora de la noche, sobre las 22.00 horas, se activó un nuevo incendio ente este concello y el de Cabanas.


Los más virulentos tuvieron lugar en dos zonas próximas como son los montes que unen Ferrol y Narón. Por la mañana, poco antes de las 10.00 horas, se registró un intenso fuego en una zona de monte arbolado de O Val, concretamente en el lugar de Outeiros, que obligó a los cuerpos de extinción a emplearse a fondo para que las llamas no alcanzasen algunas viviendas.

A pesar de los esfuerzos de los bomberos, el GES de Mugardos y el personal de extinción de la Xunta, a media tarde este incendio siguió propagándose con la ayuda del intenso viento que lleva varios días azotando las comarcas hasta alcanzar los montes de Ponzos, ya en el municipio de Ferrol.
Casi de forma simultánea, a escasos metros de allí, los bomberos de Ferrol consiguieron controlar otro foco en A Lagoa, en una franja de monte bajo. Los trabajos continuaron durante toda la madrugada en esta zona, tras calcinar ya más de 120 hectáreas, según informó la Xunta en su último parte de incendios forestales. Cerca de la media noche un contingente evitaba que las llamas alcanzasen algunas viviendas.
Motivos

Desde la consellería de Medio Rural señalan que, aunque la sequía favorece la aparición de este sucesos, “é importante resaltar que o monte non arde só. A maioría de incendios que sufrimos son intencionados. Por iso, pedimos a colaboración da poboación para localizar incendiarios e evitar que estes aproveiten as condicións meteorolóxicas adversas para provocar lumes que mostren a súa peor cara”.


Aunque indican que las hectáreas calcinadas hasta el momento no superan las previsiones para estas fechas, recuerdan que actualmente disponen de “preto de 3.000 persoas traballando no dispositivo antilumes, 10 helicópteros (que serán uns 30 en época de perigo alto) e máis de 260 motobombas. Trátase dun dos dispositivos máis potentes a nivel estatal e que varía segundo as necesidades do momento”. l