• Sábado, 29 de Abril de 2017

“Non creo na política como profesión e volverei ó meu traballo”

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, inauguró un nuevo ciclo de encuentros con los periodistas y otros representantes sociales de la ciudad organizado por el Club de Prensa.

“Non creo na política como profesión e volverei ó meu traballo”
Germán Castro y Siro López, del Club dePrensa, Jorge Suárez y el director del Parador, José Antonio Cedena
Germán Castro y Siro López, del Club dePrensa, Jorge Suárez y el director del Parador, José Antonio Cedena

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, inauguró un nuevo ciclo de encuentros con los periodistas y otros representantes sociales de la ciudad organizado por el Club de Prensa. Estas “Conversas no Parador”, que se celebraron en este emblemático edificio, se repetirán cada mes con distintas personalidades. Durante más de una hora el regidor compartió desayuno y comentó la actualidad, los meses pasados en la Alcaldía y el futuro que vislumbra para una ciudad que, dice, debe “saír desta nube de desolación na que parece que estamos todos metidos”.
Suárez espera mantenerse en la Alcaldía durante ocho años, para que la ciudad deje de sufrir lo que llama “efecto veleta” y no se empiece desde cero con cada cambio de gobierno. Después o, si las urnas o los pactos lo deciden, antes de ese plazo de tiempo, “volverei ó meu posto de traballo e seguirei coa miña vida familiar”. El alcalde es funcionario de justicia y no cree en la política como profesión ni en personalismos. Aunque su cultura política es “netamente de esquerdas” pretende que la institución local esté “por enriba das cores e dos signos políticos” para que todas las administraciones pongan por delante “o interese común de Ferrol, que vive unha situación agónica desde hai décadas, cos vaivéns do sector naval”.
Suárez se siente “ferrolán”, a pesar de haber nacido en Vigo por cuestiones laborales de su familia y mantiene el cariño por esa ciudad y por el Celta. “A miña nai é do Couto e o meu pai é de Barallobre. Eu teño aquí a miña vida asentada e penso vivir en Ferrol”, aseguró. No quiso dar mayor importancia al “vigués” que a veces se le arroja en directo o en redes sociales para intentar descalificar su compromiso con la ciudad.
Dice que Ferrol, políticamente, es una “praza complicada” y que la vida política “é ingrata” porque “por moito esforzo que poñas, o simpático ou irónico que poidas ser, hai moita xente que te vai estar atacando e hai que ter unha fortaleza especial para tratar de elevarse un pouco e ser consciente de quen é cadaquén nesta cidade”. Opina que hai un círculo de agentes sociales que, “sen menosprezo, é un pouco endogámico”, y que se debe “sobrevoar ese espectro e chegar a toda a xente que non está participando en política pero que agora se está activando pola situación social”.
Suárez cree que hai “un acoso e derribo que se está a practicar desde o medo cara ós movementos de unidade popular” y en esa campaña enmarca que lo que considera “anécdotas”, como su aspecto o la foto fumando en la bañera de Alcaldía, “se convirta en noticia e cando comunicamos aspectos de cidade en materia de urbanismo, emprego e servizos sociais queden relegados a columnas”. Aunque admite que “igual é erro noso”, apunta que “non nos vimos especialmente favorecidos” por la prensa y que igualmente crecieron en 5.000 votos de las municipales a las autonómicas.
En este ámbito está pendiente una regulación de las ayudas a los medios, siguiendo el principio de equidad y tomando como ejemplo al Concello de A Coruña.
Respecto a la polémica surgida la semana pasada con los socios de gobierno socialistas, da el desencuentro por cerrado y asegura que “forma parte máis dos caracteres persoais da tenente de alcalde e de min” que de diferencias entre el PSOE y Ferrol en Común. “Son diferentes actitudes persoais na forma de encarar a política municipal pero creo que teñen solución se temos como guía os compromisos do programa de goberno”.