• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Neda rinde homenaje al “médico dos pobres” en el 40 aniversario de su fallecimiento

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Médico, Neda rindió ayer homenaje a uno de sus vecinos más ilustres, Francisco Cebreiro Barros, más conocido como “o médico dos pobres”.

Neda rinde homenaje al “médico dos pobres” en el 40 aniversario de su fallecimiento
La plaza que alberga la estatua en honor a Francisco Cebreiro sirvió de escenario para la celebración | daniel alexandre
La plaza que alberga la estatua en honor a Francisco Cebreiro sirvió de escenario para la celebración | daniel alexandre

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Médico, Neda rindió ayer homenaje a uno de sus vecinos más ilustres, Francisco Cebreiro Barros, más conocido como “o médico dos pobres”.
Al acto, que tuvo lugar al pie del monumento dedicado a Don Paco, acudieron múltiples vecinos que quisieron mostrar su recuerdo y cariño al facultativo en el 40 aniversario de su fallecimiento, así como diferentes representantes de la vida política y social. La nuera de Francisco Cebreiro, Teresa, y personas como Suso Polo y Carlos Pita que promovieron la construcción de la estatua, tampoco quisieron faltar a la cita.
El alcalde nedense, Ángel Alvariño, destacó la faceta humana de un vecino que ejerció la medicina de forma altruista y que sufrió la persecución por su ideología republicana. “Unha soa persoa pode cambiar o mundo, como así mudou hai anos Don Paco o da veciñanza de Neda”, alegó.
La concejala de Educación y Cultura del Concello, Cristina Bouza, hizo hincapié en la importancia de mostrar a los más jóvenes la figura de un hombre “bo e xeneroso, un home de esquerdas comprometido co pobo e co país”, haciendo también referencia a la época de Cebreiro como edil de Neda en la etapa republicana.
El poeta local Xoán García, por su parte, descubrió a los asistentes el lado más humano y profesional de un médico “humilde que camiñaba de noite á luz dun farol para asistir nas casas ás mulleres que estaban de parto” y que cobraba 15 pesetas por consulta cuando lo habitual eran 100.
Por último, y tras la lectura del poema “Lembranza”, el historiador Bernardo Máiz, mencionó la faceta más política de un médico que ayudó a muchos escapados de la posguerra. El escritor hizo un repaso de la vida de un hombre que fue varias veces detenido y multado y que en 1947 “subiu nun coche en Perlío para regresar aos dous días a Neda e que viaxou ata Regüela a curar a “Patitas” quen se disparou na perna da que non estaba coxo”, contó Máiz, haciendo referencia a un informe de la Guardia Civil de Xuvia de la época. El acto culminó con la colocación de unas flores al pie del monumento y la interpretación del himno galego a cargo de Airiños de Fene. l