• Sábado, 03 de Diciembre de 2016

Navantia y la UDC encaran el proyecto de las F-110 dentro del “astillero 4.0”

La Unidad Mixta de Investigación de la Universidade de A Coruña y Navantia presentó ayer de forma pública, en el salón de actos del Campus Industrial de Ferrol, el resultado de este primer año de investigación.

Navantia y la UDC encaran el proyecto de las F-110 dentro del “astillero 4.0”
El salón de actos del Campus Industrial acogió la jornada sobre el astillero 4.0	j. meis
El salón de actos del Campus Industrial acogió la jornada sobre el astillero 4.0 j. meis

La Unidad Mixta de Investigación de la Universidade de A Coruña y Navantia presentó ayer de forma pública, en el salón de actos del Campus Industrial de Ferrol, el resultado de este primer año de investigación. El grupo de trabajo, formado por más de 60 personas, comenzó a finales de 2015 con dos líneas de investigación, como son la optimización de procesos productivos y las tecnologías de la información y comunicaciones.
El objetivo de esta unidad mixta de trabajo no es otro, insistieron los responsables de ambas entidades en este proyecto, (Daniel Pena, de la UDC y Carlos Merino, de Navantia) “que ayudar a  la adaptación de Navantia al astillero 4.0” y que comenzará con la implementación de este nuevo sistema de trabajo en la construcción de las fragatas F-110, para las que se ha abierto una nueva línea de investigación específica.  
Además de los cambios en los procesos y los nuevos conceptos de diseño en la construcción naval, los coordinadores de la UMI explicaron que este astillero del futuro también requiere una transformación y reconfiguración física de la planta en la que se busca, principalmente acortar las distancias y realizar todas las tareas a cubierto, para lograr así ser más eficientes y competitivos económicamente. 

a largo plazo
El director del centro de trabajo de Navantia en Ferrol, Julio Martín, señaló que más allá de las iniciativas tecnológicas, existen otros capítulos fundamentales en este astillero 4.0, como son un nuevo concepto de relaciones laborales y la integración horizontal de las empresas auxiliares, sin las cuales, dijo, “no seríamos capaces de desarrollar todos estos proyectos”.
Recordó, además, que se trata de un cambio a largo plazo, para más de un o dos décadas –según las previsiones–, que permita a Ferrol “tener un astillero del siglo XXI” y beneficiarse de él. 
Por su parte, el alcalde Jorge Suárez, que asistió a la clausura de la jornada, se congratuló por este acuerdo para la transferencia de conocimiento entre Navantia y la Universidade de A Coruña y aprovechó para reclamar  que este nuevo horizonte ayude a mejorar las condiciones laborales de los operarios.  n