• Miércoles, 16 de Agosto de 2017

Navantia inicia el corte de chapa para el primero de los dos nuevos barcos australianos

La empresa pública Navantia inició en la mañana de ayer en sus instalaciones del astillero de Fene, con el hito del corte de chapa; la construcción de la primera unidad de apoyo logístico, del estilo del Buque de Aprovisionamiento en Combate (BAC) .

Navantia inicia el corte de chapa para el primero de los dos nuevos barcos australianos
Un operario controla el proceso de corte de la primera chapa | navantia
Un operario controla el proceso de corte de la primera chapa | navantia

La empresa pública Navantia inició en la mañana de ayer en sus instalaciones del astillero de Fene, con el hito del corte de chapa; la construcción de la primera unidad de apoyo logístico, del estilo del Buque de Aprovisionamiento en Combate (BAC) “Cantrabria” de la Armada Española, para la Marina Australiana, con la ceremonia de corte de chapa.
Pese a que el acto se desarrolló en las instalaciones de la antigua Astano, será en el de Ferrol en donde se realizará la gran mayoría de los componentes.


Según han apuntado fuentes consultadas por Europa Press, este cambio de “escenario” se ha debido al temor de que el comité de empresa del astillero ferrolano “boicoteara” esta acción, al haber manifestado públicamente su posición de “aplicar medidas no colaborativas mientras no se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo (TS)”, que invalidó el IV Convenio colectivo y obligó a la dirección de la empresa a la aplicación del anterior documento de regulación entre patronal y parte social.


Dos serán los buques de apoyo logístico AOR (Auxiliary Oiler Replenishment) que se materializarán en los astilleros ferrolanos en virtud de un contrato suscrito entre Navantia y el Gobierno de Australia el 9 de mayo de 2016. En ese convenio se recoge que la empresa perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) se compromete al diseño y construcción de dos buques logísticos, con opción a uno más, así como el mantenimiento de los mismos por un periodo inicial de cinco años.


Este encargo está previsto que genere tres millones de horas de trabajo en Navantia Fene y Ferrol, además de otras 35.000 horas para la fabricación y suministro de los motores principales, generadores y reductoras, que se realizarán en el astillero de Cartagena, y a lo que habría también que sumar otras 35.000 horas del Sistema Integrado de Control de Plataforma.


Según ha explicado Navantia a través de un comunicado, con este encargo se “generará anualmente cerca de 1.800 empleos directos e indirectos hasta el año 2020”, fecha en la que está prevista la entrega de la segunda unidad, de los cuales “más de 330 serían empleados directos, más de 530 de la industria auxiliar y más de 900 serían puestos de trabajo indirectos generados por otros suministradores”, según concreta.