• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Narón continúa a la cabeza en las construcciones de nueva planta

Las licencias de obra mayor que se conceden en los municipios de la comarca son un reflejo del número de edificaciones de nueva planta que se levantan –aunque también se conceden para rehabilitaciones–.

Narón continúa a la cabeza en las construcciones de nueva planta
En los últimos años distintos barrios de Narón han visto incrementados su parque de viviendas | daniel alexandre
En los últimos años distintos barrios de Narón han visto incrementados su parque de viviendas | daniel alexandre

Las licencias de obra mayor que se conceden en los municipios de la comarca son un reflejo del número de edificaciones de nueva planta que se levantan –aunque también se conceden para rehabilitaciones–.
El auge de la construcción de hace una década ha quedado reducida a unos datos .testimoniales en los últimos años, dándose el caso, incluso, de municipios que no han levantado ningún edificio nuevo el año pasado, según los datos que publicó esta semana el IGE con respecto a la operación estadística de construcción de edificios, con datos definitivos correspondientes al año 2016.

El concello de Narón, que experimentó en los últimos años el mayor crecimiento poblacional y, como consiguiente, de construcción de nuevos edificios, continúa a la cabeza de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, aunque las cifras de nuevos pisos distan mucho de los de hace años.
El pasado 2016 se edificaron en Narón diez edificios de nueva planta, de los que ocho fueron para uso residencial –los mismos que el anterior, pero muy lejos de los 137 del año 2006, el pico más alto del último decenio–. En Ferrol, sin embargo, los últimos datos apuntan a cuatro nuevas edificaciones –frente a las seis del año anterior y a los 151 inmuebles que se construyeron en 2005–.
El descenso en el sector de la construcción es generalizado en todos los municipios de las comarcas de Ferrolterra y, de hecho, ningún concello construye más edificios en 2016 que en el ejercicio anterior, a excepción de Monfero, donde se levantaron dos inmuebles, uno más que en 2015, aunque las cifras son muy bajas en este pequeño municipio.

Zonas de veraneo
Donde se aprecia mucho el descenso de la construcción es en los concellos que multiplican su población en los meses de verano con respecto al resto del año.
Así, ayuntamientos como el de Ares solo han contado con un edificio de nueva planta el pasado año –uno más en 2015– frente a un boom constructivo de años como 2007 en el que se levantaron 84 edificios. Situaciones similares se dan en Cedeira, con una licencia en 2016 –cuatro el año anterior– frente a la construcción de 50 pisos en 2006.
En Cabanas de 22 construcciones en el año 2000 se ha pasado una; en Mugardos, de 66 nuevas plantas en 2006 se baja a tres en los últimos datos recogidos por el Instituto Galego de Estatística; en Ortigueira, de 21 en 2007 se ha pasado a solo un inmueble en 2016; y en Valdoviño, del auge de los primeros años del 2000 –41 edificios en 2000 y 48 en 2003– se ha quedado restringida la construcción a solo nueve el pasado año, aunque la cifra sigue siendo elevada en comparación con la mayoría de los concellos, ocupando el segundo lugar tras Narón.