• Domingo, 17 de Diciembre de 2017

La nacionalista Eva Espiñeira deja su acta de concejala y se convierte en la séptima dimisión del mandato

La concejala del BNG Eva Espiñeira dejará su acta municipal por motivos “profesionales e persoais” y su cargo será ocupado por el actual responsable local del BNG en Ferrol, Roberto Montero, que concurrió a las elecciones municipales en el número 8 de la candidatura.

La nacionalista Eva Espiñeira deja su acta de concejala y se convierte en la séptima dimisión del mandato
Iván Rivas continúa siendo el portavoz del grupo, mientras que Roberto Montero, en el centro, sustituirá a Eva Espiñeira  | d.A.
Iván Rivas continúa siendo el portavoz del grupo, mientras que Roberto Montero, en el centro, sustituirá a Eva Espiñeira | d.A.

La concejala del BNG Eva Espiñeira dejará su acta municipal por motivos “profesionales e persoais” y su cargo será ocupado por el actual responsable local del BNG en Ferrol, Roberto Montero, que concurrió a las elecciones municipales en el número 8 de la candidatura.


La edil nacionalista se estrenó este mandato como concejala y en el ecuador del mismo deja el Concello –la séptima de la corporación– por las dificultades para conciliar su trabajo con las labores del Ayuntamiento.


Roberto Montero combinará su faceta laboral –trabaja en la empresa auxiliar del naval, Electrorayma– con su labor política y, pese a ocupar el número 8 de la lista pasa ahora a ser concejal, tras la renuncia de los demás que ocupaban puestos superiores, que por diferentes motivos no desean acceder al Concello en la mitad del mandato.


El portavoz del BNG y único concejal que quedará ahora en las filas nacionalistas hasta la toma de posesión de Roberto Montero, Iván Rivas, manifestó ayer su agradecimiento a Eva Espiñeira “polo compromiso e a súa participación en política local, algo complicado e que é de agradecer a colaboración por un proxecto colectivo”.


Con respecto a Roberto Montero, Rivas también agradeció su próxima incorporación, sobre todo teniendo en cuenta que ya han pasado dos años desde el inicio del mandato, por lo que este está ya muy avanzado.


La renuncia de la edil se llevará al pleno que está previsto que se celebre este mismo viernes y la intención del BNG es que “o antes posible” se pueda incorporar Montero a sus labores como miembro de la oposición.