• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Una madre acusa a la Xunta de haberle arrebatado a sus cuatro hijos bajo falsas inculpaciones

Una vecina de Ferrol de 31 años, Aránzazu García, ha iniciado una batalla legal para conseguir la patria potestad de sus cuatro hijos, actualmente bajo la custodia de los abuelos maternos, y que, según el abogado de la joven, Juan Antonio Sanesteban, “le fueron arrebatados con oscurantismo y de forma negligente”.

Una madre acusa a la Xunta de haberle arrebatado a sus cuatro hijos bajo falsas inculpaciones
Aránzazu García compareció ayer ante los medios acompañada de su abogado | d.a.
Aránzazu García compareció ayer ante los medios acompañada de su abogado | d.a.

Una vecina de Ferrol de 31 años, Aránzazu García, ha iniciado una batalla legal para conseguir la patria potestad de sus cuatro hijos, actualmente bajo la custodia de los abuelos maternos, y que, según el abogado de la joven, Juan Antonio Sanesteban, “le fueron arrebatados con oscurantismo y de forma negligente”.
El episodio comenzó en 2013, cuando esta madre de tres niñas y un niño, de entre 7 y 12 años, decidió viajar a Inglaterra en busca de trabajo. Para ello, decidió dejar temporalmente a sus cuatro hijos con sus abuelos, para posteriormente llevarse con ella a los dos pequeños y dejar en régimen de “acogida temporal” a las dos mayores.
Sin embargo, en enero de 2014 cuando ya se encontraba instalada en el país británico y con trabajo estable, la administración le comunicó que no podía llevarse a sus dos hijos de menor edad porque no les podía separar de sus hermanos. “Ahí empezó mi calvario”, explicó Aránzazu García.
Desde entonces se sucedieron lo que la mujer y su abogado califican como diversos episodios “difíciles de justificar”. Algunos meses más tarde consiguió un régimen de visitas de un solo día a la semana en un punto de encuentro bajo supervisión. “He estado más de un año viendo a mis hijos una vez a la semana sin saber por qué me impiden estar con ellos. No tengo antecedentes y nunca he tenido problemas de drogas”, lamentó esta madre.

Infundios
El pasado año, a través de la Fundación Meniños, que trabaja con la Xunta, intentó aumentar el número de encuentros a través de un plan de integración sin más resultados que poder realizar las visitas fuera del punto de encuentro. Tras lo que calificó como “un largo silencio administrativo”, la mujer recibió una comunicación de la Xunta en la que le informaban de que le sería retirada la tutela de sus hijos.
Para justificar esto, la administración alegó que su actual marido había “tenido actitudes de índole sexual” con el hijo menor de la joven, que “había maltratado a la perra de la familia” y que Aránzazu García era “consentidora de todo ello”.
Unas justificaciones que el abogado de la joven ferrolana ha calificado de infundadas y, de hecho, advirtió de que, “si la Xunta tiene constancia de algún tipo de abuso sexual y no ha activado ningún protocolo al respecto ni ha presentado ninguna demanda penal, sería gravísimo”.
Por ello, contra este informe del departamento de Menores la mujer ha interpuesto un recurso en el juzgado de Ferrol que ha sido derivado a la sede de A Coruña. En él, reclama la patria potestad de sus cuatro hijos al entender que no existen razones para mantener la actual situación, explicó ayer su letrado. l