• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Los jubilados buscan nueva ocupación en la política local

Si las actividades culturales como el teatro o las rondallas se nutren de personas que han dejado su vida activa tras la jubilación, quienes busquen otro entretenimiento activo y sientan interés por los problemas de la ciudad.

Los jubilados buscan nueva ocupación en la política local
El pleno ya estuvo constituido por jubilados, por el Día de las Personas Mayores | j.meis
El pleno ya estuvo constituido por jubilados, por el Día de las Personas Mayores | j.meis

Si las actividades culturales como el teatro o las rondallas se nutren de personas que han dejado su vida activa tras la jubilación, quienes busquen otro entretenimiento activo y sientan interés por los problemas de la ciudad y, además, un desencanto por cómo se están haciendo las cosas, tiene ya una oportunidad de volver a trabajar y, además, por toda la ciudad, eso sí desinteresadamente.
La política no es ya una salida profesional sino que se convierte ahora en una reconversión para los pensionistas ferrolanos, con el nacimiento de un nuevo partido político para jubilados.
Su promotor no es otro que Luis María Taboada –presidente de la AVV A Magdalena– y ahora tiene las miras puestas en esta propuesta de carácter político y centrada nada menos que en las elecciones municipales.
Lo curioso del partido, además, por supuesto, del requisito fundamental de la edad de los integrantes de la posible lista, es que estará formado por jubilados “sin tener en cuenta su ideología política”, por lo que el programa podría ser de lo más amplio y variado.

Otras características del nuevo partido será la adjudicación por sorteo de los candidatos a puestos municipales, el cargo por dos años renovables, un pleno ciudadano mensual, para intercambio y detalle de opiniones, y que cada titular trabajará en equipo con cuatro personas.
Para que nadie piense que la política es para enriquecerse, el partido de los jubilados ferrolanos establece que los que tengan una pensión de 1.000 euros o más no cobrarán del Ayuntamiento, los demás cobrarán hasta completar esa cantidad.
Pronto celebrarán la primera reunión para intercambiar posturas y actuaciones de cara a conseguir, apunta, “que Ferroliño se recupere”. De no ser así, desde luego, no será por que falten opciones políticas.