• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

Insimar apuesta por reducir la contaminación en el sector naval

El empresario ferrolano Eduardo Picallo, máximo responsable de Nueva Insimar, con sede en A Coruña, dará a conocer hoy en Madrid una iniciativa dirigida a reducir las emisiones contaminantes de CO2 .

Insimar apuesta por reducir la contaminación en el sector naval
Colocación de un bloque en una construcción en las factorías locales
Colocación de un bloque en una construcción en las factorías locales

El empresario ferrolano Eduardo Picallo, máximo responsable de Nueva Insimar, con sede en A Coruña, dará a conocer hoy en Madrid una iniciativa dirigida a reducir las emisiones contaminantes de CO2 en el sector naval. Para ello Picallo contará con la colaboración de Richard Tows, director general de Marketing de Marine Coatings AkzoNobel, en un acto que se desarrollará a partir de las 11.00 horas en el Instituto de Ingeniería de España.
Bajo la aplicación de los denominados “Carbon Credits” se articular una serie de instrumentos financieros de medición donde cada crédito obtenido por la compañía que se adhiera a estos últimos obtendrá su correspondiente crédito por cada tonada de CO2 no emitida a la atmósfera.
Para poder solicitar estos créditos se promueve la sustitución del “antifouling” tradicional por Intersleek durante la varada programadas. Los Carbon Credits obtenidos por las compañías que se adhieran a esta propuesta pueden ser comercializados en los mercados de carbono de una forma similar a las acciones y participación, por lo que tienen un valor intrínseco.
Para el empresario ferrolano, la generación de este instrumento crediticio tiene el evidente valor añadido de “mejorar la imagen ecológica de la compañía, al tiempo que permite generar ingresos gracias a la venta en el mercado voluntario del carbono de los créditos generados por la reducción de emisiones contaminantes”, explicó ayer a este periódico.
A esta ventaja se suman otras como la asistencia con la liquidez de la empresa suscrita gracias a la obtención de dichos ingresos, la reducción de los costes operacionales de la flota, la compensación voluntaria de otras fuentes emisoras de CO2 o la capacidad de que la empresa se sitúa como organización destacable por su compromiso y liderazgo medioambiental, según indica Picallo. Dicho mecanismo es asumido por AkzoNobel, que ha trabajado con The Gold Standar para crear la primera metodología para la concesión de los ya señalados Carbon Credits de la industria marítima.
Insimar es una compañía que opera en el sector naval, tanto en el área civil como militar. Su nueva propuesta trata de “recompensar” a armadores y fletadores para invertir en tecnologías más sostenibles.