• Miércoles, 18 de Octubre de 2017

El gobierno reduce la tasa del agua y espera que se apruebe en pleno en junio

El gobierno local de Ferrol espera que la provisionalidad en la que se encuentra ahora el coste del saneamiento de la ría, que pagan las arcas locales, pueda solventarse en poco tiempo con la aprobación de la tasa del agua.

El gobierno reduce la tasa del agua y espera que se apruebe en pleno en junio
Los Concellos de Ferrol y Narón deberán repartirse los costes del suministro eléctrico y gestión de residuos de las estaciones de depuración y tratamiento de aguas residuales | jorge meis
Los Concellos de Ferrol y Narón deberán repartirse los costes del suministro eléctrico y gestión de residuos de las estaciones de depuración y tratamiento de aguas residuales | jorge meis

El gobierno local de Ferrol espera que la provisionalidad en la que se encuentra ahora el coste del saneamiento de la ría, que pagan las arcas locales, pueda solventarse en poco tiempo con la aprobación de la tasa del agua.

Así, el alcalde, Jorge Suárez, anunció ayer que espera que el próximo mes de junio se pueda aprobar, en un pleno extraordinario, dicha tasa, que todavía tendría que pasar por una exposición pública de un mes hasta su visto bueno definitivo. Lo que sí adelantó ya es que será más económica que la de Narón, que fue aprobada ya el verano pasado. Sería la cuarta vez que la tasa de saneamiento vuelve a pleno, tras haber sido rechazada hasta en tres ocasiones por distintas razones, por parte de la oposición.

El regidor local explicó ayer que “agora se está a fiscalizar en intervención e quedan só trámites administrativos, está redactada e cando lle deamos traslado aos grupos darase cumplida conta nun pleno extraordinario de xuño e será máis axustada que a presentada anteriormente”.
En este sentido, Suárez explicó que lo más significativo será la rebaja que afectará al pequeño comercio, tal y como solicitaban grupos como Ciudadanos, que pagará menos de lo inicialmente previsto, gracias a los ajustes que tienen que ver con una adjudicación a Acuaes por un precio menor que el de licitación.

Así, en principio estaba calculada en unos 72 euros anuales para un domicilio medio, una cuantía que, según parece, será menor, aunque el primer edil no avanzó la cifra hasta que esta sea debatida con los grupos.

De todos modos, explicó Suárez, los costes reales del servicio y por tanto el pago final de la tasa no se conocerá hasta finales de año, cuando se sepan los gastos exactos de electricidad. Hasta el momento, se tratará de una tasa estimativa, quecomo recordó el regidor local, será revisable y que se revalorará en base a los gastos reales, en su día.

En el caso del Concello de Narón, la tasa ya fue aprobada en el pleno de esa corporación, por lo que pagará algo más que Ferrol aunque, como matizó Suárez, ”Ferrol ten un censo máis amplo e toca a menos”.


De todos modos, la tasa todavía deberá ser abordada nuevamente con los grupos de la oposición para conseguir los trece votos necesarios para sacarla adelante. Más allá de la oposición del BNG al tributo, habría que contar con el apoyo de grupos como Ciudadanos, populares o socialistas. La negociación –a la vista de los resultados de los últimos plenos– no será, como reconoció el alcalde un camino de rosas “senón máis ben de espiñas”. Aun así, el regidor cree que “hai que ter altura de miras, porque hai unha directiva da auga e hai que ir cumplindo os parámetros”. En este sentido, apunta que los técnicos ya han hecho su trabajo en el ajuste de la tasa y “a política ten uns límites e non se poden pasar máis requerimentos legais, porque temos que ter unha tasa aprobada”. Recordó además, “sen querer facer demagoxia” que de continuar haciendo frente a los costes desde las arcas municipales con recursos propios “irase en detrimento doutras partidas”.
Convenio a tres bandas
Con respecto al convenio que habrá que firmar entre Augas de Galicia y los Concellos de Ferrol y Narón, el alcalde aseguró que “avanza de xeito satisfactorio e so quedan pequenos escollos administrativos”.

El convenio pretende regularizar el saneamiento y establecer qué cuantía corresponde a cada Concello del coste eléctrico, gestión de residuos o bombeo de las estaciones de depuración y tratamiento. Se estipula, además, que Emafesa perciba lo acordado por Narón, del 30% de los costes.

El acuerdo tendrá una vigencia de dos años porque, como recordó Suárez, “hai previsto un forte investimento na conca da Malata para incorporar ese saneamento e haberá unha modificación do convenio coa incorporación de novos caudais”. Solo restaría, por tanto, el saneamiento de la zona rural que se quiere afrontar en los próximos años.