• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

El gobierno prepara un nuevo pleno sin alcanzar acuerdos para la tasa del agua

El ejecutivo de Jorge Suárez plantea convocar ya un nuevo pleno –el día 22, a las 09.30 horas– para aprobar la nueva tasa del agua, que permita iniciar el saneamiento a partir del 1 de abril, aunque por el momento desconoce

El gobierno prepara un nuevo pleno sin alcanzar acuerdos para la tasa del agua
La postura del Partido Popular será crucial para la aprobación de la tasa de saneamiento	d.alexandre
La postura del Partido Popular será crucial para la aprobación de la tasa de saneamiento d.alexandre

El ejecutivo de Jorge Suárez plantea convocar ya un nuevo pleno –el día 22, a las 09.30 horas– para aprobar la nueva tasa del agua, que permita iniciar el saneamiento a partir del 1 de abril, aunque por el momento desconoce si va a tener o no los apoyos suficientes, después de que la oposición votase masivamente en contra en la sesión anterior celebrada el pasado lunes.
La junta de portavoces del martes –que se limitó a una posterior convocatoria de reuniones individuales con los grupos– y los encuentros individuales mantenidos ayer con cada formación siguen sin aclarar si esta vez el gobierno podrá sacar adelante la propuesta para lo que, nuevamente, Suárez apeló a la “responsabilidade”.
Las posturas más evidentes fueron las del BNG –Iván Rivas dejó claro que votará otra vez no, porque no se trata simplemente del precio de la tasa, que es lo que se está debatiendo ni de aspectos exclusivamente formales– y la de Ciudadanos –su portavoz, Ana Rodríguez Masafret, aunque fue cauta, dio a entender que si el resultado de la auditoría confirma la cuota fijada por Emafesa, el saneamiento podría empezar–. PP y PSOE fueron más reticentes a posicionarse, criticando el contenido de la reunión de ayer, en la que solo se les hizo entrega –vía correo electrónico– de la información pertinente solicitada y se les anunció una auditoría externa, cuyos resultados finales no estarán disponibles antes del pleno, aunque sí un avance.
El alcalde apostaba al término de la sesión anterior por buscar el apoyo del BNG y PSOE –quienes lo apoyaron en la investidura– y aludía a que “non imos chegar a acordos cos que mentiron coa depuración e impuxeron una tasa ilegal –en relación al PP”. Con las cartas sobre la mesa, como pedía estos días la portavoz popular Martina Aneiros, y sabiendo que no tendrá el apoyo del BNG, Suárez debe contar –en el caso de que el PSOE lo apoye finalmente–, quiera o no, con la abstención del PP, ya que, de otro modo los votos no serían suficientes.
Suárez explicó ayer que se ha solicitado un informe externo sobre la cuantificación de los conceptos de la tasa, que realizará Audigal, y que será avanzado el lunes a los grupos. Abogó por el apoyo en el pleno y por dejar “cuestións como bonificacións ou outros conceptos para un debate posterior”. Recordó que, además, sería la tasa más barata del Estado y pretende poner fin a un “retraso de décadas, polo que o lóxico é que se facilite que se active o saneamento”.
Con respecto a la propuesta, habrá pequeñas correcciones relativas a las bonificaciones para desempleados o exenciones de quien no esté conectado a la red, aunque los consumos cero no estarán exentos de esta tasa, que se refiere no solo a aguas residuales sino también a pluviales.
Suárez concluyó considerando negativo que “só impedimentos e miserias políticas” impidan que se pueda poner en marcha la depuración, que afecta al futuro laboral de muchas familias que viven de la ría.

posturas
Por su parte, al término de la reu-nión, la portavoz popular, Martina Aneiros, habló de un nuevo “paripé” del alcalde porque solo se les informó de que se les había remitido información por correo electrónico y de que se les daría cuenta del avance de la nueva auditoría el lunes. Para el PP el saneamiento se está retrasando “por falta de acción y por no haber una disposición a llegar a acuerdos”. Además, aunque no manifestó la posición que tomará hasta valorar la documentación, sí consideró precipitada la nueva convocatoria de un pleno cuando aun no ha habido negociación “en condiciones”. Después, advirtió Aneiros, “que no eche la culpa a los demás si no sale adelante”.
Tampoco el PSOE se mostró satisfecho del encuentro y así la portavoz, Beatriz Sestayo, indicó que si no hay cambio en la propuesta del pleno tampoco lo habrá en el sentido del voto. Habló de “falta de respeto” que se les convoque a una sesión monográfica de trabajo y que “se produzca una reunión de menos de cinco minutos, en la que se nos dice que no va a haber cambios y que no se va a dictaminar en comisión”. El PSOE, de todos modos, esperará para posicionarse al “miniestudio” que se les entregará el lunes.
El BNG tampoco pasó mucho tiempo en la reunión, pero en este caso no por desacuerdos formales sino porque el planteamiento ya no pasa por el coste de la tasa o las modificaciones que se hagan a esta. Los nacionalistas critican que los acuerdos con Acuaes y Augas de Galicia no hayan pasado por el pleno ni que haya que asumir la infraestructura, la reparación y los elevados costes eléctricos.
Sobre la cuestión de que es una tasa obligatoria, el BNG reitera que también lo sería que no se produjese ningún vertido y la red separativa y, sin embargo, no se cumplen.
La portavoz de Ciudadanos fue la que más satisfecha salió del encuentro, indicando que se han concretado aspectos pendientes en una reunión “muy intensa”. Así, valoró que se haya explicado que la tasa será la misma para Ferrol y Narón, que se haya contratado una auditoría externa y que la gente que no esté conectada a la red no pagará la tasa. La portavoz de la formación, Ana Rodríguez Masafret, propondrá “in voce” en el pleno bonificaciones a la tasa de personas en situación de desempleo anteriores a 2010, que no se contemplaban. Con las debidas explicaciones, indicó la edil de Ciudadanos, “podríamos dar el paso al saneamiento”.