• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Ferrol presenta el informe definitivo de su candidatura a Patrimonio de la Humanidad

Lleva una década siendo una de las promesas e intenciones de cada gobierno municipal, por lo que son muchos los que se muestran escépticos con el tema. Pero, precisamente con la intención de dar esa “dosis de autoestima”

Ferrol presenta el informe definitivo de su candidatura a Patrimonio de la Humanidad
El documento incluye cinco zonas clave de la ciudad, entre ellas, las defensas costeras entre las que se encuentra el castillo de San Felipe | j.meis
El documento incluye cinco zonas clave de la ciudad, entre ellas, las defensas costeras entre las que se encuentra el castillo de San Felipe | j.meis

Lleva una década siendo una de las promesas e intenciones de cada gobierno municipal, por lo que son muchos los que se muestran escépticos con el tema. Pero, precisamente con la intención de dar esa “dosis de autoestima” necesaria para la ciudad y destacar su potencial, el Concello presentó ayer el informe “Cidade de Ferrol. Porto da Ilustración” con el que aspira a ser candidata a Patrimonio de la Humanidad en 2019.
Tras retomar el proyecto el pasado mes de junio y reordenar el documento redactor basado en “catálogos ben documentados pero inconexos”, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, aseguró que se trata de un “documento moi coidado, traballado e ben fundamentado, que se artellou en 300 páxinas que son chave mestra das posibilidades da nosa cidade”.
El regidor hizo referencia a la posibilidad de ser el quinto elemento gallego –junto con el casco antiguo de Santiago y su Camino, la Muralla romana de Lugo y la Torre de Hércules de A Coruña– que consiguiese este reconocimiento por parte de la Unesco.
Asimismo, según los estudios realizados, la distinción haría que el número de visitantes a Ferrol se multiplicase por cinco y supondría un incremento notorio de la protección, cuidado, vigilancia y conservación del patrimonio arquitectónico e histórico, puesto que la normativa de la organización de Naciones Unidas es muy estricta al respecto.
“Sería un revulsivo para a propia autoestima da cidade que daría un xiro económico e un reforzo da idea de Ferrol como un lugar que cree en si mesmo, no seu patrimonio e na súa historia e xa estamos máis avanzados que outras candidaturas –Illas Atlanticas y Ribeira Sacra– cara esa meta do 2019”, destacó.
La concejala de Patrimonio Histórico, Rosa Méndez, hizo referencia al procedimiento a seguir a partir de ahora. Así, el primer paso es reunirse con la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta, “xa pedimos cita entre o 22 deste mes e o 8 de xaneiro”, y después hacer lo propio con la Diputación de A Coruña, al mismo tiempo que se trabaje en el plan de gestión.
Si la candidatura es apoyada por la Xunta y, a su vez, a nivel nacional –España solo puede enviar una por año– se enviaría el informe a principios de 2019 y, de resultar favorable, se conocerá el resultado en junio de ese mismo año, previsiblemente.
Tanto Suárez como Méndez insistieron en la idea de que se trata de “unha cuestión de cidade e non de partido” por lo que esperan que todos los grupos y administraciones apuesten por el proyecto de una urbe “nacida para o Estado que intenta desembarazarse desta condición y afianzar su carácter identitario propio”.
 

Potencialidad y retos
El Concello contó con la ayuda de la consultoría de estrategias culturales y de turismo Trivium SL, representada por César Abella, y la Red Ibertur, cuyo director,. Jordi Tresserras, estuvo ayer presente ayer en el acto de presentación del informe.
Abella indicó las cinco zonas elegidas para incluir en el documento, como son el puerto natural, el Arsenal Militar –”joya única en el mundo”–, el barrio de A Magdalena –”una ciudad creada exnovo y cuya retícula está como en el siglo XVII”–, el Arsenal Civil de A Cabana –el año que viene se realizarán obras para mejorar el dique– y las defensas costeras –donde se incluye el Castillo de San Felipe.
Ferrol cuenta con cuatro de los diez criterios que conforman el “valor universal y excepcional” definido por la Unesco, algo con lo que cuentan “casi todos los elementos, ya que se encuentran en un estado de conservación excepcional. El grado de autenticidad es algo único en Ferrol, todo lo que los arquitectos fueron marcando lo podemos ver intacto 250 años después”, destacó Abella.
Jordi Tresserras, por su parte, hizo referencia a los retos que están por delante a la hora de continuar con el proyecto de la candidaturas. Así, abogó por la construcción de un comité de gestión operativo “que no se quede solo en la foto” para coordinar a los agentes implicados, como pueden ser Navantia, la Diócesis, Armada y concellos de la comarca.
Volviendo al excepticismo de muchos ferrolanos con este asunto, Traserras indicó que “ahora hay un instrumento para llevar a cabo esa candidadura, por lo que tienen que entender que esto se hace por ellos y que se van a abrir líneas para su participación”.
Ferrol figura desde el 2007 en la Lista Indicativa y aspira en este mandato a dar el gran paso de alcanzar un reconocimiento que la situaría en el mapa internacional de bienes y patrimonio cultural. “Despois de 10 anos perdidos non podemos deixar abandonado este traballo”, indicó la concejala de Patrimonio Histórico.