• Miércoles, 17 de Enero de 2018

Entidades sociales y vecinales y la Cofradía de Pescadores despiden a Bastida en el mar

El expatrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Ferrol y activista Bernardo Bastida descansa en la ría por la que tanto luchó, tanto desde su faceta como mariscador como de defensor de causas en el marco del Comité Cidadán de Emerxencia.

Entidades sociales y vecinales y la Cofradía de Pescadores despiden a Bastida en el mar

El expatrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Ferrol y activista Bernardo Bastida descansa en la ría por la que tanto luchó, tanto desde su faceta como mariscador como de defensor de causas en el marco del Comité Cidadán de Emerxencia.
Decenas de personas se acercaron ayer a la lonja de Curuxeiras y al muelle para, la mayoría subidos en lanchas, despedir a Bastida tras su reciente fallecimiento. Las embarcaciones abandonaron el muelle y se adentraron en la ría para depositar tanto ramos y flores sueltas como las cenizas del fallecido y así decir adiós a una persona que estuvo presente en la vida social, política y reivindicativa de Ferrol hasta casi el día de su muerte.
Aunque la iniciativa partió de tres entidades, la Cofradía de Pescadores e Mariscadores de Ferrol, la Asociación Cultural Fuco Buxán y el Comité Cidadán de Emerxencia, al acto se sumaron familiares del fallecido, como hijos y hermanos, representantes de entidades con las que siempre estuvo muy vinculado como la Asociación de Vecinos de Caranza o personas a título individual.
Una vez en la mar, Rafael Pillado recordó la figura de Bastida, al que definió como “una persona comprometida, con defectos e virtudes pero cun destacado traballo ao longo dos anos”.
Pillado valoró su papel al frente de la Cofradía y la labor llevada a cabo en el barrio de Caranza, donde muchos jóvenes “estaban perdidos” y Bernardo Bastida “artellou unha cofradía, incorporou a moita xente e se convertiu en presidente dunha das empresas máis importantes da época na cidade naval, a do mar”. Pillado recordó que en ese momento era un mundo complejo, pero que supo “botar redobres e por en marcha a cofradía”.
La presidenta de la Asociación de Vecinos de Caranza, Mapi Rodríguez Venancio, también asistió al acto de ayer y destacó la amistad y el cariño que la unía con Bastida, que fue, dijo, “un referente para el barrio, que defendió siempre lo que creía justo y compartimos muchos momentos en este sentido”.
De hecho, la responsable vecinal apuntó que hace escasamente quince días, Bastida visitó la entidad “porque tenía planes para trabajar con los chavales furtivos, con el fin de que pudiesen conseguir el carné”. Fue, indicó, reivindicativo hasta el último momento.
Rodríguez Venancio, que depositó un ramo de flores en recuerdo del fallecido, agradeció el acto de Fuco Buxán y del Comité, en el que se integra su propia entidad, y lo calificó de “emotivo y oportuno”. Además, adelantó que la propia Asociación de Vecinos de Caranza también tiene previsto llevar a acabo algún acto, porque “siempre contó con nosotros para tratar cualquier problema del barrio ferrolano”.
Aunque familiares y amigos despidieron a Bastida en el momento de su incineración, quisieron acudir también a este acto simbólico en el que “un conxunto de xente quixo mostrar a solidaridade coa familia e o vínculo de Bastida co mar”.
Bernardo Bastida fue dirigente sindical y trabajador de la antigua Bazán. Participó en los episodios de marzo del 72 y desde mediados de los 90 su compromiso se centró en la defensa de los derechos de los mariscadores de la ría, formando parte del colectivo de pescadores y mariscadores y dirigiendo la Cofradía de Ferrol. También fue parte activa del Comité Cidadán de Emerxencia y manifestó su rotunda oposición a la instalación de la planta de gas de Mugardos.
Con el acto de ayer, Bastida realizó su último viaje en lancha, en la ría por la que tanto luchó.