2:14 h. Domingo, 31 de agosto de 2014

 

El caso de los cuatro muertos en 2005 en Navantia se salda con una conformidad

| Actualizado 30 Abril 2013 - 02:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
momento de la firma de la sentencia de conformidad en la sala de audiencias del juzgado de lo penal 2 de ferrol 	luis polo
momento de la firma de la sentencia de conformidad en la sala de audiencias del juzgado de lo penal 2 de ferrol luis polo

Tras más de dos horas de negociación entre la Fiscalía y los 15 abogados que representaban a las partes personadas en la causa por los cuatro trabajadores que murieron en un accidente laboral en Navantia en mayo de 2005,  el asunto se saldó con una sentencia de conformidad. Las defensas de los procesados y los letrados de las compañías aseguradoras aceptaron un nuevo escrito de acusación conjunto, en el que se contempla la concurrencia de la circunstancia atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas y, por lo tanto, la rebaja de las condenas.

Las aseguradoras indemnizarán a las familias de los operarios fallecidos con la suma 1,5 millones de euros

Los hechos que ayer se vieron en el Juzgado de lo Penal 2 de Ferrol ocurrieron el día 11 de mayo de 2005 en un tanque del buque “Roald Amundsen” que se estaba construyendo en el astillero ferrolano de Navantia para la Armada noruega. Tres trabajadores de la compañía auxiliar Mainfer –Ana Paz Vilariño, Juan Carlos del Real Gamundi y Eduardo González Val– perdieron la vida por asfixia como consecuencia de la inhalación de gases y la ausencia de oxígeno, al igual que el operario de la también auxiliar Tecnymo José Luis Veiga Infante, que bajó al tanque para prestarles ayuda.

En la sentencia de conformidad pactada ayer se establecen las siguientes penas: para Antonio C.F., jefe de obra de Mainfer, y Jorge F.A., jefe de buque, nueve meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de funciones de encargado de mantenimiento y limpieza en instalaciones industriales durante el tiempo de la condena, en el caso del primero, e inhabilitación para el ejercicio de responsable de prevención de riesgos laborales en relación con la construcción de buques, en el del segundo. En ambos casos se les condena por cuatro delitos de homicidio por imprudencia grave, en concurso con otro contra la seguridad de los trabajadores.

Por su parte, a Jesús L.L., jefe de equipo de Montajes Nervión,  se le imponen otros nueve meses de prisión por cuatro delitos de homicidio por imprudencia grave, mientras que Andrés C.P., jefe de zona,  y José Carlos F.F., jefe del servicio de Prevención de Riegos Laborales de Navantia, tendrán que hacer frente a una multa de 270 euros como coautores de una falta de homicidio por imprudencia leve.

Por último, a Manuel H.F., soldador de Montajes Nervión, se le impuso una multa de 120 euros por una falta de homicidio por imprudencia leve.

En la causa figuraban también como imputados Ángel Recamán, director de Navantia en la fecha del trágico accidente laboral; Ángel Corona, administrador de de Mainfer; y Jorge Díaz Iraola, delegado sindical de Riesgos de Mainfer, si bien se retiró la acusación contra los tres, por lo que resultaron absueltos.

 

Responsabilidad civil

En la sentencia se establece, asimismo, que las aseguradoras Mapfre Global Risk, HDI Internacional y Zurich, como responsables civiles directas, y Navantia-Ferrol, Montajes Nervión y Mainfer, con carácter subsidiario, tendrán que indemnizar a las familias de los cuatro fallecidos con la suma global de 1,5 millones de euros.