6:11 h. Miércoles, 16 de abril de 2014

 

Dos jóvenes murieron en un accidente ocurrido ayer por la noche en Neda

| Actualizado 06 Abril 2013 - 04:13 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
los bomberos, en pleno rescate de las víctimas mortales del siniestro	luis polo
los bomberos, en pleno rescate de las víctimas mortales del siniestro luis polo

Dos jóvenes perdieron la vida en un accidente de tráfico ocurrido ayer por la noche en el término municipal de Neda. El turismo en el que circulaban por la carretera de O Roxal a A Capela se salió de la carretera y se precipitó por un terraplén, empotrándose contra un árbol.

Los fallecidos –Andrés y Carlos– tenían poco más de veinte años y eran vecinos de San Marcos, en el municipio de Fene, y de la parroquia nedense de Viladonelle.

El trágico accidente se produjo entorno a las 22.15 horas, en una zona de monte situada a un kilómetro del núcleo poblacional de O Roxal.

Al lugar de los hechos se desplazaron de inmediato varias patrullas del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ferrol, dos ambulancias del 061 y miembros de Protección Civil de Neda. Fue necesaria también la intervención de los bomberos del parque municipal de A Gándara para excarcelar los cuerpos de las víctimas, que habían quedado atrapados entre el amasijo de hierros en que quedó convertido el vehículo. Se trataba de un turismo Peugeot de color rojo, propiedad de otro joven que se lo había prestado.

Los trabajos de rescate de los cadáveres resultaron bastante complejos, debido a lo empinado del terreno en el que los bomberos tuvieron que operar.

Finalmente fueron subidos en camillas a la carretera, en donde los equipos sanitarios del 061 solo pudieron certificar la muerte de ambos jóvenes.

En el lugar del accidente se concentró un gran número de personas, principalmente amigos de las víctimas y familiares, entre los que se vivieron momentos de gran dolor.

Debido a la estrechez de la calzada y a la presencia de numerosos vehículos de los servicios de emergencias, Protección Civil se encargó de cortar el tráfico a la altura de O Roxal.