• Sábado, 03 de Diciembre de 2016

“Los deberes escolares son una herramienta muy válida pero no sabemos manejarla bien”

La huelga contra los deberes escolares convocada a lo largo de este mes de noviembre por la Confederación Española de Anpas ha intensificado un debate que se remonta a años atrás y que tiene que ver con la conveniencia o no de prescribir tareas a los alumnos fuera del aula. 

“Los deberes escolares son una herramienta muy válida pero no sabemos manejarla bien”
La huelga contra los deberes escolares convocada a lo largo de este mes de noviembre por la Confederación Española de Anpas ha intensificado un debate que se remonta a años atrás y que tiene que ver con la conveniencia o no de prescribir tareas a
La huelga contra los deberes escolares convocada a lo largo de este mes de noviembre por la Confederación Española de Anpas ha intensificado un debate que se remonta a años atrás y que tiene que ver con la conveniencia o no de prescribir tareas a

La huelga contra los deberes escolares convocada a lo largo de este mes de noviembre por la Confederación Española de Anpas ha intensificado un debate que se remonta a años atrás y que tiene que ver con la conveniencia o no de prescribir tareas a los alumnos fuera del aula. 
Conscientes de la controversia que genera en la actualidad, el Grupo de Investigación en Psicología Educativa (Giped) de la Universidade da Coruña ha focalizado en este tema sus últimas investigaciones.
Con el fin de acercar sus estudios y conclusiones a la mayor parte de la sociedad y favorecer así la reflexión, el grupo promueve jornadas y foros de debate por toda la comunidad, como el que esta tarde tendrá lugar en Ferrol. Será a las cinco de la tarde, en el Centro de Formación e Recursos de la ciudad (Rúa O Galego Soto, 5) y estará abierto a todas las personas interesadas.
El acto contará con la participación de la inspectora de Educación en el área de Ferrol, Mª Elena Urtiaga; el director del CEIP Plurilingüe O Ramo, Benigno Sánchez; el presidente de la Confederación de Anpas Galegas, Javier Sánchez; y la investigadora en Psicología Evolutiva en la UDC y miembro del grupo Giped, Bibiana Regueira.
“Lo que nos dicen los estudios que hemos llevado a cabo es que, en general, es mejor hacer deberes que no hacerlos. Nosotros lo que estudiamos es cómo podríamos mejorar todo el proceso de los deberes escolares para que todo el mundo estuviera conforme. Entonces, consideramos que el debate planteado no debería girar entorno a la pregunta ‘deberes sí o deberes no’, sino ‘deberes cómo’. Qué habría que cambiar. Los datos estadísticos dicen que los deberes son positivos, que en general es mejor hacerlos que no hacerlos, pero hay mucho más”.
Así lo explica Iris Estévez, integrante también del mencionado grupo de investigación. Para abordar el cambio, habría estudiarlo en base a cada uno de los agentes implicados en el proceso, es decir, padres, profesores y alumnos.
En cuanto a los primeros, pueden intervenir de diferentes formas: “las más estudiadas son el apoyo y el control. Muchos de los padres se deciden por el control, están más encima de los niños, les dicen lo que tienen que poner en cada ejercicio, los controlan mucho más”, dice. Frente a esta, la implicación más positiva por parte de las familias  sería el apoyo, “dar al niño un apoyo más de tipo afectivo, emocional, de modo que si el niño en un momento dado se encuentra más agobiado, los padres sean capaces de darle ese apoyo más afectivo y no tanto decirle lo que tiene que poner en cada ejercicio”, añade.

objetivos
En cuanto a los profesores, Estévez resalta la importancia de la manera en la que el docente realice el “feedback” (la corrección de los deberes escolares) o el hecho de que expliquen la objetividad de los deberes, para qué vale cada tarea y qué le aportará, de cara a conseguir la mayor efectividad de los ejercicios. “Eso hará que el alumno tenga una mayor motivación para realizar las tareas”, comenta.
La motivación intrínseca hacia los deberes y la percepción de utilidad que para ellos tengan es el factor principal a tener en cuenta entre el colectivo de alumnos. “El factor fundamental es la motivación y esta hay que fomentarla tanto por parte de los padres como de los profesores. Nosotros siempre decimos que hay que darles pequeñas dosis de éxito a los niños, que puedan probarlo, para que se mantengan motivados.
Frente a las típicas fichas y ejercicios de los libros de texto, desde el grupo de investigación consideran que se podrían prescribir deberes muchos más motivadores. “Por ejemplo, para saber cómo es el perímetro, que tuviesen que medir la mesa del comedor, y así los niños se ven más motivados y los padres pueden participar con ellos de una forma más activa”, explica la investigadora. 

cambios
Aunque creen que en este tema de los deberes escolares habría que mejorar muchas cosas, desde el Giped consideran que la huelga a través de las que algunas familias han expresado durante este mes su descontento y oposición a la realización de tareas no está bien planteada.
“La huelga no debería ser ‘deberes no. Tenemos una herramienta muy válida, pero no sabemos como tratarla. El planteamiento tendría que centrarse en cómo podemos utilizar esta herramienta super potente para que sea funcional y productiva, porque está demostrado que lo es, pero no sabemos manejarla”, concluye Estévez. Y precisamente para contribuir a este debate y al proceso de cambio a través del intercambio de opiniones entre las diferentes sensibilidades el Giped organiza encuentros como el que esta tarde tendrá lugar en el CFR y al que animan a asistir a toda la ciudadanía.