La “Cristóbal Colón” hace escala en el puerto de Singapur

La fragata “Cristóbal Colón” efectuó una escala en el puerto de Singapur entre los días 8 y 12 de febrero. Previamente, el buque transitó por el estrecho de Malaca los días 6 y 7 de febrero, realizando un Passex (ejercicios de comunicaciones y evoluciones) con la corbeta de la marina de Malasia “Kasturi”.

La “Cristóbal Colón” hace escala en el puerto de Singapur

La fragata “Cristóbal Colón” efectuó una escala en el puerto de Singapur entre los días 8 y 12 de febrero. Previamente, el buque transitó por el estrecho de Malaca los días 6 y 7 de febrero, realizando un Passex (ejercicios de comunicaciones y evoluciones) con la corbeta de la marina de Malasia “Kasturi”.
El buque de la Armada española atracó en el muelle número 6 de la Base Naval de Changi, donde fue recibido por el capitán de navío Manuel Triano, agregado de Defensa en Singapur y la encargada de Negocios de la Embajada. Durante la estancia del buque, su comandante realizó una visita oficial a la base naval de Changi, siendo recibido por el Deputy Fleet Commander, Colonel Tan Kai Cheong.
Así mismo, el día 9 por la mañana recibió la visita de oficiales de la Marina de Singapur, oficiales de enlace del IFC (Information Fusion Center), y por la tarde, de personal de DSTA (Agencia de Armamento del Gobierno de Singapur) y de la empresa ST (Singapur Technologies).
El día 10, el comandante y oficiales de la fragata visitaron el IFC, un centro multinacional de información para la seguridad marítima situado en el centro de Mando y Control de la Base Naval de Changi.
Es la primera vez que la “Cristóbal Colón” recala en el puerto de Singapur. El buque salió de nuevo a la mar en la mañana del día 12 rumbo a Australia. Tiene previsto llegar a la Base Naval de Rockingham FBW (Fleet Base West) el día 19 y participar a partir del 27 en el ejercicio “Ocean Explorer” con la Marina Australiana.
Así comenzará el desarrollo del objetivo fundamental de su despliegue, el apoyo a la Royal Australian Navy en la formación de las dotaciones de sus nuevos destructores de la Clase Hobart, que mantendrá al buque español cuatro meses integrado en la Flota Australiana.