• Viernes, 20 de Octubre de 2017

El Concello rebaja hasta el mínimo legal el porcentaje a pagar por los usuarios de ayuda en el hogar

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, y la concejala de Benestar Social,  Saínza Ruíz, presentaron ayer la Ordenanza Fiscal reguladora da taxa pola prestación de la rebaja perteneciente al servicio público de ayuda en el hogar y asistencia domiciliaria.

El Concello rebaja hasta el mínimo legal el porcentaje a pagar por los usuarios de ayuda en el hogar
Jorge Suárez y Saínza Ruíz, ayer, tras la comisión de Benestar Social explicando la ordenanza fiscal
Jorge Suárez y Saínza Ruíz, ayer, tras la comisión de Benestar Social explicando la ordenanza fiscal

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, y la concejala de Benestar Social,  Saínza Ruíz, presentaron ayer la Ordenanza Fiscal reguladora da taxa pola prestación de la rebaja perteneciente al servicio público de ayuda en el hogar y asistencia domiciliaria.
Así, tal y como indicó Ruíz “se disminúe a porcentaxe a pagar polos usuarios ao mínimo legal esixido pola de Xunta de Galicia para facer a menor recadación posible”. Tal y como indicaron desde el Concello, el establecimiento de este copago viene exigido por la normativa autonómica establecida por un decreto mediante el cual se regulan los servicios comunitarios y su funcionamiento y otro por el que se define la cartera de servicios para la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas en situación de dependencia, “nos que se determina dende a Xunta de Galicia o establecemento dunha serie de taxas na que os usuarios en base o IPREM financien unha parte deste servizos”, indicaron.
Tanto Suárez como la concejala de Benestar Social expresaron su posición contraria al “establecemento deste tipo de copagos”, pero siendo de exigencia autonómica “optamos por diminuír a porcentaxe ata o mínimo legal esixido dadas ademais as especiais circunstancias da nosa cidade en canto ao envellecemento e o impacto que a crise económica tivo na economía das persoas maiores” destacó Ruíz.
Así, la edil explicó que se establecen 5 tipos de tarifas en base al  Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), con unos porcentajes mínimos y máximos a aplicar. “No caso da ordenanza reguladora do Concello optamos pola porcentaxe máis baixa para evitar o carácter recaudatorio e diminuir a incidencia na economía das persoas usuarias”, comentó. 
Así, una persona con la tarifa 1 “que cobre 476,12 euros ata agora pagaba unha tarifa de 2,59 euros por hora e agora pasará a pagar 1.30 euros ou que suporá un aforro entorno a uns 70 euros”, argumentó Ruíz. En cuanto al resto de tarifas, los de la 2 pasarán a pagar de un 40% a un 20%; los de la 3 de un 60% a un 40% y los de la 4 de un 80% a un 40%.
Actualmente hay 130 usuarios dados de alta en este servicio en el Concello, aunque existen peticiones de nuevas altas. Todas ellas se irán incorporando a este nuevo modelo.
Jorge Suárez destacó que “ordenanzas coma estas e rebaixar o custe ata o límite legal permitido reflicte unha aposta polos Servizos Socias e o noso rexeitamento contra calquera tipo de copago”. “É unha medida que buscamos con todas as ordenanzas fiscais no concello aplicando os criterios progresividade para unha maior xustiza”, explicó. l