El Concello mejorará la calidad de los menús escolares y asumirá el coste

El edil de Cultura y Educación de Ferrol, Suso Basterrechea, avanzó ayer la nueva aportación económica que realizará el Concello en el precio de los menús escolares, tanto para desayunos como para comidas de cara al próximo curso, que se acaba de licitar.

El Concello mejorará la calidad de los menús escolares y asumirá el coste
Pocos colegios llegan a diez niños en los turnos de la comida o desayuno | jorge meis
Pocos colegios llegan a diez niños en los turnos de la comida o desayuno | jorge meis

El edil de Cultura y Educación de Ferrol, Suso Basterrechea, avanzó ayer la nueva aportación económica que realizará el Concello en el precio de los menús escolares, tanto para desayunos como para comidas de cara al próximo curso, que se acaba de licitar.
Tras la publicación del pliego del condiciones, que no satisfizo la petición de la Federación de Anpas de aumentar el número de monitores en cada turno, el responsable del Concello salió ayer al paso de estas críticas para dar cuenta del “enorme esforzo” que realizará la administración local para mantener la calidad de este servicio.
Así, explicó que para el curso 2017-2018 el Concello asumirá una mayor parte del importe de los menús, cuyo coste aumentará en base a una importante mejora en la calidad alimenticia. “No pliego se recolle, por exemplo, que os productos lácteos teñen que ser de orixe galego, o leite pasteurizado e implemantarase un sistema de alimentación estacional, para consumir os mellores productos de cada época do ano”, explicó el edil de Ferrol en Común.
Este aumento en el coste de los menús no repercutirá en las familias, sino en el Concello. En concreto, a la hora del desayuno, la administración local aportará 1,98 euros por menú y alumno, frente a los 0,57 con los que contribuía el pasado año. Esto supone un aumento del 247%.
Respecto a las comidas, el en curso anterior el Concello aportaba 1,23 euros y ahora incrementará esa ayuda hasta los 1,92, es decir, un 56,1%. 

Monitores
En cuanto a la demanda de las Anpas de aumentar la ratio de monitores por turno, Suso Basterrechea calificó la propuesta como “inviable” debido a que en la mitad de los colegios apenas dos, tres o cinco alumnos de media hacen uso del servicio de comidas y desayuno. “Isto, nos comedores xestionados pola Xunta xa suporía a eliminación do servizo, xa que esixe un mínimo de catro. Non podemos ter máis de dous monitores para catro nenos, non é viable.”.
Además, Basterrechea recordó que esta ratio de monitores es  la misma que se mantiene desde los últimos años, cuando era la propia Feampa la que gestionaba el servicio. El edil de Educación calificó como “ejemplar” la forma en la que el Concello ha trabajado para seguir ofreciendo los servicios de desayuno y comida, “máis se cabe”, recalcó Basterrechea, teniendo en cuenta la flexibilidad que tienen los padres al no existir plazas fijas. 
“Un pódese anotar antes das dez da mañá para comer cando o precise. Esta flexibilidade non existe noutros sitios”, señaló. Según las cifras del concello, en el primer trimestre de este año, se dieron 202 almuerzos y 354 comidas en los diez centros públicos adscritos a este servicio.
Pocas empresas
El edil de Educación reconoció que este descenso en el número de usuarios de los comedores –un 35% en los últimos cuatro años– está llevando a que cada vez menos empresas de cátering se interesen por hacerse con el servicio.
De echo en los últimos años varias empresas que llevan el servicio renunciaron a él alegando pérdidas o no intentaron renovarlo en el siguiente curso.
Aunque Basterrechea aseguró no tener constancia oficial de que la actual adjudicataria del servicio quiera volver a asumirlo, sí avanzó que existieron contactos extraoficiales con otras empresas, por lo que confía en que el concurso no quede desierto.
El concelleiro de Educación reiteró el esfuerzo que supone para la administración local prestar este servicio manteniendo las mejores condiciones posibles y recordó que lo hace por omisión de la Xunta de Galicia, que es la administración que debería hacerse cargo de los comedores.
“Non é unha obriga para nós. Iso ten que quedar claro. O facemos para garantir a calidade do servizo, porque en mans da Xunta a metade dos colexios estarían sen comedor e unha das nosas liñas vermellas é que ningún centro quede sen dar de almorzar ou xantar a o neno que o necesite”.