• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

El Concello compromete un millón de euros para actuaciones en la zona rural

Los vecinos de la zona rural quieren compromisos firmes del Concello para las parroquias que pagan impuestos y carecen de los servicios de los que disponen los barrios de la ciudad.

El Concello compromete un millón de euros para actuaciones en la zona rural
Los vecinos de la zona rural pusieron sobre la mesa las demandas | jorge meis
Los vecinos de la zona rural pusieron sobre la mesa las demandas | jorge meis

Los vecinos de la zona rural quieren compromisos firmes del Concello para las parroquias que pagan impuestos y carecen de los servicios de los que disponen los barrios de la ciudad. El plan “+Rural” puesto en marcha ahora por el equipo de gobierno de Jorge Suárez pretende paliar las necesidades cada vez más acuciantes de estos vecinos y con este fin inició conversaciones con las distintas asociaciones que se celebrarán para cada una de las áreas municipales.
El primero en hacer acto de presencia fue el edil Obras y Medio Ambiente, Luis Victoria, que estuvo acompañado por el regidor, Jorge Suárez, en el encuentro mantenido en el local de la asociación de vecinos de Valón.
Cada entidad –participaron las 13 que integran la Agrupación de AAVV de la Zona Rural, además de las de San Cristóbal , A Cabana y Prioriño– planteó sus propias necesidades, pero también hicieron llegar de forma conjunta las carencias que en estas materias tiene todo el territorio.
El presidente de la agrupación, José Polo, fue el encargado de hacer llegar al concejal las necesidades genéricas conjuntas, además de recordar a los representantes municipales todos los escritos ya presentados en el registro municipal y “de los que han hecho caso omiso”.
De la reunión de esta semana salió un compromiso, como explicó Polo, de inversión de un millón de euros para la zona rural. Algo más que necesario pero que “suena a chino” a los vecinos, que esperaban ya cuando empezó la participación ciudadana partidas que nunca se hicieron efectivas.
Entre tanto, continúan en la lucha de presentar sus problemas, sin rendirse y cada vez más graves por la falta de actuaciones.
Desbroces en las carreteras, mayores frecuencias de transporte público –buses adaptados a las necesidades de las parroquias, un servicio que esté en Serantes y Ferrol entre las 7.45 y las 8.00–, alcantarillado en Doniños, San Xurxo, Covas, Marmancón, Esmelle y las parroquias que aun tengan viviendas sin este servicio, vaciado de fosas sépticas, parques infantiles, rebacheo de las carreteras, quita miedos en la subida a la Bailadora, alumbrados, limpieza de cunetas, parques biosaludables, internet, carril bici entre Doniños y San Xurxo, saneamiento de las señales de tráfico, control a  los maderistas, batidas de jabalí por los destrozos en los cultivos, controles de velocidad o mejoras médicas en el centro de salud de Serantes, además de aparcamientos en este espacio para personas con movilidad reducida son demandas genéricas que se pusieron sobre la mesa en Valón.
El representante de las entidades vecinales explicó que el abandono de la zona rural es “total” y que cuestiones como la limpieza de las cunetas es “un escándalo”. En este sentido, indicó que el agua no discurre por ellas porque están llenas de maleza, que impiden que las señales de tráfico se puedan ver y hasta, asegura, “hay eucaliptos que han nacido ya en las cunetas de hace más de dos años, que no se ha tocado la zona”.
El control de especies invasoras, como la hierba de la pampa o el mal estado de las carreteras, “con tantos baches que es imposible esquivarlos” son continuas demandas. De las áreas que los vecinos consideran como las más importantes, antes de poder abordar otras necesidades, no menores pero de las que no depende tanto su día a día. l