• Sábado, 18 de Noviembre de 2017

El Concello aborda los primeros pasos del proyecto de educación vial “Camiños escolares seguros”

El colegio La Salle acogió ayer la primera de las charlas sobre “Camiños escolares seguros”, un programa ideado por el gobierno local –que implica las áreas de Alcaldía, Urbanismo e Bobilidade, Educación Seguridade

El Concello aborda los primeros pasos del proyecto de educación vial “Camiños escolares seguros”

El colegio La Salle acogió ayer la primera de las charlas sobre “Camiños escolares seguros”, un programa ideado por el gobierno local –que implica las áreas de Alcaldía, Urbanismo e Bobilidade, Educación Seguridade y Tráfico– con el objetivo de crear rutas escolares seguras para que los niños y niñas puedan ir caminando a los centros educativos, al mismo tiempo que se fomentan los hábitos de vida saludable y su autonomía personal.
El acto de ayer, dirigido a escolares de 4º de Primaria y en el que estuvieron presentes la concejala de Mobilidade, María Fernández Lemos, y la agente de Policía Local de Ferrol encargada de la Educación Viaria, consistió en explicar a los alumnos las ventajas de ir andando a clase, así como la importancia de respetar las normas de seguridad vial.
Tal y como explicó en su día el concejal de Seguridade, Álvaro Montes, se trata de “apostar por la recuperación de espazos e que as cidades poidan ser cada vez máis peatonais”. Así, estos caminos seguros permitirán que los padres dejen a los niños en unos puntos de encuentro fijados, desde donde, con padres, profesores o escolares de mayor edad, serán guiados hasta el centro. Por otra parte, el Concello está pendiente de la resolución del I Concurso de Dibujo Escolar –cuyo plazo se abrió el pasado 25 de septiembre con motivo de la Semana da Mobilidade– mediante el cual saldrá elegida la mascota de este programa.
Ferrol sigue así los pasos que ya inició el pasado curso escolar el vecino concello de Narón con la implantación del proyecto “Camiños escolares seguros” en el CEIP de Piñeiros, una iniciativa que el pasado mes de octubre dio un paso más con la puesta en marcha de una aplicación que comunica en tiempo real a los padres la llegada de sus hijos al centro educativo a través de unas pulseras y un “check point”.