Ciudadanos quiere derogar parte de la ordenanza de Normalización

Ciudadanos ha abierto la guerra lingüística en el Concello de Ferrol, donde hasta ahora había habido unanimidad en cuanto a la ordenanza de Normalización Lingüística, que rige desde junio de 1997 y que, más allá de que los distintos gobiernos la cumplan en mayor o menor medida, nunca se había puesto en cuestión.

Ciudadanos quiere derogar parte de la ordenanza de Normalización
Ana Rodríguez, de Ciudadanos, en la última sesión plenaria	j.m.
Ana Rodríguez, de Ciudadanos, en la última sesión plenaria j.m.

Ciudadanos ha abierto la guerra lingüística en el Concello de Ferrol, donde hasta ahora había habido unanimidad en cuanto a la ordenanza de Normalización Lingüística, que rige desde junio de 1997 y que, más allá de que los distintos gobiernos la cumplan en mayor o menor medida, nunca se había puesto en cuestión. Ahora lo hace el grupo que representa Ana Rodríguez Masafret con una moción en la que quiere derogar varios artículos que, a su entender, son ilegales.
El primero que quieren suprimir es el 1.1, que dice que el gallego, “como lengua propia de Galicia, es el idioma oficial del Concello de Ferrol”. También afecta su moción al 1.2, en el que se contempla que “las actuaciones administrativas realizadas en gallego en territorio municipal tendrán plena validez y eficacia”. Los requerimientos a contratistas y proveedores de que presenten la documentación en gallego, las comunicaciones a otras instancias del Estado en esta lengua o la valoración del conocimiento de este idioma en la selección de personal tampoco gustan a Ciudadanos, que además quiere eliminar el artículo que da postestad a la apertura de expedientes sancionadores por el incumplimiento de la ordenanza.
Al mismo tiempo, C’s explica en su moción que quiere “que el gallego se normalice y avance su uso en diferentes ámbitos de la vida de Galicia”.
Falta por ver si la propuesta de Ciudadanos encontrará algún eco en el arco municipal en la sesión plenaria de la próxima semana. No lo hará, desde luego, en el BNG, que ayer mostraba su “rotundo rexeitamento” a una iniciativa que vinculan con posicionamientos como los de la asociación Galicia Bilingüe, que “se inventan unha suposta discriminación do español en Galicia cando a situación é totalmente a contraria”, explicaba ayer Eva Espiñeira, concejala de la formación nacionalista. “O que se pretende é converter á vítima en verdugo”, añadía. Dice Espiñeira que Ciudadanos vive “nunha realidade paralela e inventada” cuando la situación actual del idioma propio “é cada vez máis dramática e os datos mostran que medran as persoas monolingües en castelán”. Además dio la cifra de que “unicamente o 13% dos nenos teñen o galego como lingua habitual”.
También criticó la concejala del BNG la política educativa del Partido Popular en este ámbito, “que non respecta a diversidade lingüística” y que hace que “de-sapareza a lingua galega do sistema educativo”. Además, pidió que se garanticen los derechos de los gallegohablantes también en un marco legal “discriminatorio” por el cual “temos a obriga de coñecer o castelán pero non o galego”. Afirma que en Galicia, “non se garanten os dereitos das persoas que falan en galego” y que Ciudadanos “non asume nin entende o proceso de normalización lingüística”.