• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Canido vivió una completa jornada de mercado, música y convivencia

La calle Alegre hizo ayer honor a su nombre durante toda la tarde con la apertura de los puestos de la primera edición del Mercado Popular que organizó la AVV del barrio.

Canido vivió una completa jornada de mercado, música y convivencia
Aunque a primeras horas la lluvia hizo acto de presencia, la tarde mejoró la feria | j.M/P.S.
Aunque a primeras horas la lluvia hizo acto de presencia, la tarde mejoró la feria | j.M/P.S.

La calle Alegre hizo ayer honor a su nombre durante toda la tarde con la apertura de los puestos de la primera edición del Mercado Popular que organizó la AVV del barrio. Así lo destacó su presidente, Roderto Taboada, que se mostró satisfecho de esta iniciativa, que reunió en torno a la Praza da Auga a unos 70 puestos de venta.
Divididos en tres bloques de artesanía, segunda mano –una veintena de puestos del barrio y otros tantos foráneos y profesionales– y antigüedades, la feria nace con afán de continuidad.
Aunque a primeras horas llegó a plantearse la suspensión del evento, ya que la lluvia hacía peligrar el material que estaba a la venta, por la tarde la feria se animó y hasta el sol hizo acto de presencia. A la espera de conocer el resultado económico de las ventas, muchos feriantes se mostraban ayer contentos de la acogida, del mismo modo que la entidad vecinal, ya que era el primer mercado que organizaban.
Pero además de este evento,  la Asociación de vecinos aprovechó la jornada de ayer para dar a conocer a otras entidades el centro cívico y también para reunirse con ellas –unas 13– y comentar aspectos de la ciudad que pueden ser de interés común así como cuestiones relativas al funcionamiento de las asociaciones o incluso del material del que dispone cada una de ellas y que podría ser compartido para eventos de otras. Taboada y su equipo se dieron a conocer como “nuevos” en el movimiento asociativo y apostaron por la creación de una red de apoyo mutuo entre entidades.
La actividad no cesó en Canido con la llegada de la noche, sino todo lo contario, con el último asalto de “Des-tapa Canido”.
Una decena de establecimientos de hostelería sirvieron tapas para animar a la clientela de la zona y, además, la ruta gastronómica se completó con la parte musical, dedicada en esta última ocasión de la temporada a las mujeres.
El programa “Músicas na rúa”, que se integró en el “Des-tapa Canido” trajo a Lidia India y Eugenia Sanmartín y en otros puntos del barrio artistas de diversos estilos, todas mujeres, completaron la oferta. Como plato fuerte actuó la franco-gallega Monkoup, que interpretó música electrónica. l