• Martes, 17 de Octubre de 2017

Las “bajas” de ediles en las bancadas determinaron el rumbo del pleno

La segunda parte del pleno de septiembre que se celebró ayer tuvo nuevamente como protagonistas las mociones, aunque en este caso que no se haya podido debatir una de ellas, la de la huelga de las auxiliares, centró el inicio del pleno y el desarrollo del mismo.

Las “bajas” de ediles en las bancadas determinaron el rumbo del pleno
El BNG abandonó el pleno al no debatirse la moción sobre las auxiliares | daniel alexandre
El BNG abandonó el pleno al no debatirse la moción sobre las auxiliares | daniel alexandre

La segunda parte del pleno de septiembre que se celebró ayer tuvo nuevamente como protagonistas las mociones, aunque en este caso que no se haya podido debatir una de ellas, la de la huelga de las auxiliares, centró el inicio del pleno y el desarrollo del mismo. Los votos del PP y Ciudadanos –con su abstención– impidieron tratar la moción que elevó al pleno el BNG y así aunque contó con el apoyo del gobierno –dos de cuyos ediles se ausentaron– y del PSOE, los votos no fueron suficientes para alcanzar la mayoría absoluta necesaria para iniciar el debate de la propuesta –tampoco estaba presente la concejala no adscrita Esther Leira–.
Esta situación motivó no solo las protestas del portavoz comarcal de la federación de CIG Industria, Vicente Vidal, que estaba previsto que interviniese y no pudo hacerlo, sino también de los dos concejales del BNG, que abandonaron el pleno aludiendo a la “falta de respeto polos traballadores”.


No faltaron en el debate de otros puntos alusiones a esta situación y así el portavoz de FeC, Álvaro Montes, criticó en su turno de palabra la postura del PP y Ciudadanos, al señalar que “non costaba nada que os representantes dos traballadores poideran falar” pero también la del BNG “que presentou unha moción de forma unilateral que rematou nun espectáculo lamentable”. Montes aprovechó para llamar la atención sobre otras intervenciones como la de los vecinos de Covas en el pleno anterior “que tampouco poideron escoitar todo o debate” por culpa de las largas intervenciones de los ediles e hizo un llamamiento a entender que “o uso da palabra non é propio, é compartido e os demáis tamén escoitan” en alusión a la duración de los plenos y las intervenciones.
También desde el PSOE, su portavoz, Beatriz Sestayo, lamentó que no pudiese hablar el representante de la CIG y señaló al gobierno local “que non fixo o esforzo nin siquera para que os seus membros estivesen no pleno para favorecer que houbese maiorías”. Así, no solo este punto sino todos los demás fueron aprobados o rechazados por los votos de la bancada popular, que estaba en franca mayoría con respecto a FeC y PSOE.


De hecho, el continuo” baile” de concejales, con idas y venidas pese a que la duración del mismo fue más corta de lo habitual, dejó en algunos momentos a FeC con dos únicos concejales. En las bancadas populares tampoco estaba presente el edil Alejandro Langtry y Francisco Breijo dejó el pleno antes de que finalizase, por lo que cada punto del orden del día tuvo votaciones diferentes, dependiendo de quién se encontrase en la sala en ese momento.
Las demás mociones que se votaron salieron adelante, en algunos casos por unanimidad, como la solicitud de mejoras de personal en el Juzgado número 2 de Ferrol, ya que estaba planteada por todos los grupos municipales de la corporación.

Plan de usos para FIMO
También recibió el apoyo unánime de los ediles la propuesta del PSOE, defendida por Beatriz Sestayo, para la redacción de un plan de usos deportivos, de ocio y tecnológicos para el recinto municipal de FIMO.
La portavoz socialista recordó que esta propuesta formaba parte de los acuerdos de gobierno firmados entre PSOE y FeC y recordó que la sede de la Cámara de Comercio se estaba incluso adaptando para acoger a asociaciones tecnológicas interesadas.
Tanto PP como Ciudadanos mostraron su apoyo a la iniciativa, criticando el “lamentable” estado del recinto y que no se haya hecho nada hasta ahora. Por su parte, el portavoz de FeC, Álvaro Montes, recordó que ya se estaban llevando a cabo actividades deportivas en algunos pabellones y que también en Porta Nova está prevista la creación de espacios de coworking para empresas. Aunque pidió la votación por puntos –con el fin de no apoyar la creación de un clúster, alegando que no correspondería al Concello– y no se concedió, finalmente el grupo de gobierno votó a favor de la propuesta socialista, consiguiendo la unanimidad.