• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Reportaje | Un reconocimiento internacional a la labor de rescate de la Policía Portuaria

La Asociación Nacional por la promoción de Servicios Benévolos de Francia otorgó al cuerpo de Vigilancia Marítima de la Policía Portuaria de Ferrol una distinción por su labor de rescate y auxilio

Reportaje | Un reconocimiento internacional a la labor de rescate de la Policía Portuaria
Diploma acreditativo de la entrega de la medalla del honor concedida por esta entidad francesa
Diploma acreditativo de la entrega de la medalla del honor concedida por esta entidad francesa

El Servicio de Vigilancia Marítima de la Policía Portuaria de Ferrol funciona desde 2005 tras la adhesión al Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida en el Mar realizo por el Puerto de forma pionera. Sin embargo, reconocen los propios agentes, su labor no es “demasiado conocida”, ni “reconocida” por el conjunto de la sociedad ferrolana.
A pesar de ello, la prueba de que estas tareas sí son de suma importancia para la vida marítima de la zona es el reconocimiento otorgado por la Asociación Nacional por la promoción de Servicios Benévolos de Francia, encargada de reconocer los actos y las acciones cívicas y en beneficio de los ciudadanos franceses.
La distinción llegó años después de que este Servicio de Vigilancia Marítima auxiliase a unos turistas franceses que tuvieron un accidente con su yate de recreo cerca de las costas ferrolanas allá por el año 2011.
El responsable de esta asociación, Pierre Badia –un militar reconocido por el gobierno francés con la Orden Nacional del Mérito– se interesó por el trabajo de este servicio portuario y contactó con sus responsables para conocer la labor que desempeñaban.
“Nos entrevistamos varias veces con él y le hicimos llegar nuestras intervenciones en rescates o tareas de apoyo y valoró nuestro trabajo, especialmente por el caso de los ciudadanos franceses que auxiliamos”, explica Miguel Ángel Mira, responsable del servicio marítimo.
Tras realizar un estudio de su labor durante tantos años, la entidad decidió otorgar esta medalla de honor a los Policías Portuarios por –tal y como reza la distinción– “su contribución a la seguridad marítima en los salvamentos de naufragios y por todas las acciones cívicas aún poniendo en riesgo su vida”.
Desde su puesta en funcionamiento, la embarcación ha realizado labores de escolta de más de 350 buques con mercancías peligrosas, búsquedas y rescate de personas desaparecidas –la última fue el pasado 31 de mayo con el fue el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre en Curuxeiras–, rescates de embarcaciones o control de vertidos.
Sin embargo, en los últimos años, tal y como ya denunciaron desde CCOO, los recortes presupuestarios de las autoridades portuarias obligaron a amarrar la embarcación, dejando de salir en auxilio de los usuarios.
Por ello, ya han reclamado a la administración pública que ponga en valor este servicio pionero en Galicia como una de las exigencias de “profesionalización” del cuerpo que los agentes reclaman de cara al tercer convenio colectivo del sector. l