• Martes, 12 de Diciembre de 2017

La ASCM y Cogami abogan por las gasolineras con un mínimo de personal

Tras el anuncio de la Xunta, la semana pasada, en referencia a la ausencia de sanciones a las gasolineras sin personal, son muchos los colectivos de personas con movilidad reducida que han mostrado estos días su indignación.

La ASCM y Cogami abogan por las gasolineras con un mínimo de personal
Los colectivos aseguran que la carencia de personal dificulta el repostaje a las personas con movilidad reducida | efe
Los colectivos aseguran que la carencia de personal dificulta el repostaje a las personas con movilidad reducida | efe

Tras el anuncio de la Xunta, la semana pasada, en referencia a la ausencia de sanciones a las gasolineras sin personal, son muchos los colectivos de personas con movilidad reducida que han mostrado estos días su indignación.
Desde la Asociación Sociocultural ASCM tachan la decisión como “una pésima noticia”. “Queremos denunciar que las gasolineras deberían contar con la presencia de, al menos, un empleado de apoyo; porque hay personas con movilidad reducida a las que no es razonable exigirles que desciendan del vehículo para repostar”, señalan desde la entidad con sede en Ferrol y Narón.
Asimismo, ponen de ejemplo a Extremadura, comunidad que acaba de aprobar una norma en el Estatuto de los Consumidores, mediante la cual se establece que “una estación de servicio sin personal agrava los problemas de accesibilidad que ya padecen y merma o condiciona su derecho a la movilidad y accesibilidad en el consumo en condiciones de igualdad”. Así, se indica la obligación de contar con al menos un empleado responsable durante el servicio en horario diurno.
La Confederación Galega de Persoas Con Discapacidade (Cogami), que cuenta con local en Ferrol, también se ha unido a estas protestas e inició una campaña de recogida de firmas en contra de esta medida “por ser discriminatoria para o conxunto de persoas que representamos”.
Por tanto, desde este colectivo reclaman, en coordinación con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, que “se regule nunha disposición normativa estatal a obrigatoriedade de que conten con persoal todas as estacións de servizo de carburantes para asegurar a atención á clientela con discapacidade”.
Todo aquel que desee colaborar, puede acudir a la oficina ferrolana a dejar su rúbrica o acercarse, a partir del próximo mes de septiembre, a la sede de Aspanemi (Narón), una de las 56 entidades miembro con las que cuenta Cogami.
Desde la Xunta alegan que en Galicia las gasolineras cumplen la normativa básica, que no exige que tengan personal contratado, y ha garantizado que se cumple la norma básica en el sector en materia de seguridad tanto en las atendidas como en las automáticas.
El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, indicó la pasada semana que se realizará un seguimiento para ver la evolución del sector puesto que “a prioridade en Galicia é que se cumpra a normativa”, explicó. l