• Viernes, 20 de Octubre de 2017

La asamblea de FeC decide mañana sobre el futuro del gobierno local

Si el gobierno local tenía hasta ahora dos “patas”, la de Ferrol en Común y la de las ediles no adscritas, en el seno de la primera se han hecho evidentes dos caminos muy diferentes, que se sabía que existían pero que no se habían puesto sobre la mesa de forma explícita

La asamblea de FeC decide mañana sobre el futuro del gobierno local
La concejala Esther Leira dice estar sola en el seno de Ferrol en Común | d.a.
La concejala Esther Leira dice estar sola en el seno de Ferrol en Común | d.a.

Si el gobierno local tenía hasta ahora dos “patas”, la de Ferrol en Común y la de las ediles no adscritas, en el seno de la primera se han hecho evidentes dos caminos muy diferentes, que se sabía que existían pero que no se habían puesto sobre la mesa de forma explícita hasta el abandono del pleno por parte de la edil Esther Leira la pasada semana.


Ayer quedaba claro que no hay actuación “consensuada” en ningún caso y pese a celebrarse una reunión del grupo municipal de FeC, lejos de intentar reconducir el gobierno, se dio cuenta de la convocatoria de una asamblea de Ferrol en Común, que será la que determine qué pasará con el grupo municipal y de la que la edil no tenía constancia alguna.


El avance de que habría una asamblea de FeC lo hacía el alcalde, Jorge Suárez, por la mañana, por lo que, momentos antes de la reunión del grupo, la concejala Esther Leira se mostraba contrariada por el hecho de que las decisiones ya estén tomadas sin tener en cuenta al grupo, del que, asegura, “formo parte”. Por eso, habla de “xuizo público sumarísimo” contra su persona, asegurando que “o acordo é imposible”.


Estas formas hicieron que la concejala no escatimase en adjetivos a la hora de calificar al gobierno como “de parranda” y asegurar que “non falan de política nin de xestión municipal”. Considera que se habla de “crisis” tras el pleno de la pasada semana cuando “os feitos son graves dende hai dous anos, mesmo antes de entrar no goberno municipal” y habló, incluso, de la “longa sombra extendida de Yolanda Díaz” a la hora de tomar decisiones y de “esnaquizar a esquerda”.
Pese a que la propia concejala pidió que fuese la asamblea la que tom

se las decisiones pertinentes sobre su acta, considera precipitada la convocatoria de mañana –a las 20.00 horas en el local de FeC– y duda de la validez de la misma –está convocada por el denominado grupo motor y el orden del día será decidido por la propia asamblea–, del censo del partido y de las decisiones que pueda tomar.
Por eso, Leira exige “garantías” en la asamblea y que esta cumpla con los estatutos. “Serán os requisitos para que eu vaia á convocatoria”. Incluso apuntó que la convocatoria podría ser impugnada .


También se refirió a que las asambleas ya decidieron en otras ocasiones cuestiones que finalmente no se llevaron a afecto –que el área de Patrimonio fuese para Leira o que siguiese con las competencias del Edusi–, por lo que manifestó que “non vou permitir máis convocatorias irregulares”.


Sobre si dejará o no su acta o las competencias si así lo decide su formación, Esther Leira no fue tajante, aunque aseguró que, por el momento seguirá con sus áreas, y aunque anteriormente apuntó que el acta está a disposición de la asamblea y no del alcalde , ayer matizó que “teño a acta a disposición pero con garantías dunha asamblea e conforme aos estatutos”. Además, apuntó que, pese a que “no goberno estou soa”, fuera del Concello “teño á miña xente, de esquerdas”, por lo que apuntó que será una decisión conjunta.
Aunque el grupo de gobierno acusa a Leira de “boicotear”, esta recuerda que fue del núcleo redactor del programa electoral y lo único que quiere es continuar con él, haciendo suyas las conocidas palabras “programa, programa, programa”.
FeC ya tantea nuevos ediles


Aunque el portavoz de FeC, Álvaro Montes, aseguró que se convoca la asamblea por petición de Esther Leira –siguiendo “escrupulosamente” los estatutos– y que será esta la que decida, como lo hizo con la crisis con el PSOE o en la elaboración de la lista, lo cierto es que la convocatoria parte del “grupo motor” integrado por el presidente del FeC, Carlos del Río, el alcalde, Jorge Suárez y el propio portavoz, Álvaro Montes, con una propuesta de orden del día que habla de “reorganización do grupo”.
Montes confía en el “compromiso e código ético” de la edil para poner su acta a disposición si así lo pide la asamblea y, en este sentido, no dudó en hablar ya del siguiente candidato de la lista de Ferrol en Común, Manolo Castro, que, aseguró, “estaría disposto a asumir as competencias”.


El alcalde, Jorge Suárez, insistió en “tratar os asuntos no ámbito interno" y, pese a la crisis manifiesta, no considera que se vaya a presentar una moción de censura ni que deba presentar su renuncia “porque o noso equipo de goberno está aí porque cremos no noso modelo de cidade, se alguén no cre é quen debe activar os mecanismos legais e presentar unha moción”.