• Sábado, 03 de Diciembre de 2016

Unas 200 personas se manifiestan en Valdoviño contra la violencia de género

Los actos comemorativos del Día Internacional contra la violencia de género se siguen sucediendo en distintos puntos de la comarca de Ferrol. Así unas 200 personas participaron ayer en una caminata convocada.

Unas 200 personas se manifiestan en Valdoviño contra la violencia de género
La marcha discurrió por el casco urbano de la localidad	meis
La marcha discurrió por el casco urbano de la localidad meis

Los actos comemorativos del Día Internacional contra la violencia de género se siguen sucediendo en distintos puntos de la comarca de Ferrol. Así unas 200 personas participaron ayer en una caminata convocada por el Concello de Valdoviño para mostrar su rechazo a esta lacra social. La marea violeta –se animó a los participantes a ir vestidos con prendas de dicho color– tomó la salida de la Casa da Cultura rumbo a las inmediaciones de la playa de A Frouxeira donde se descubrió un busto de una mujer.
La comitiva regresó por las calles del casco urbano al punto de partida donde intervinieron diferentes personas vinculadas a gremios asociados tradicionalmente a un género. Una coreografía de los alumnos del CPI Atios puso el broche a la jornada. Los actos en Valdoviño arrancaron el pasado viernes con la inauguración de la exposición “Iguais: Eu vou ser...” que el público podrá visitar hasta el 12 de diciembre en la Casa da Cultura en horario de lunes a viernes de once a una y los festivos coincidiendo con la programación cultural.
Cerdido también vivió ayer su jornada central de actos que como cada año tiene en la entrega de diplomas a las alumnas de los cursos formativos organizados por el Concello su eje central. En esta ocasión fueron 137 personas, en su mayoría mujeres, procedentes del municipio y de otros limítrofes los que recogieron sus títulos acreditativos en el local social del área recreativa de O Castro. El alcalde, Benigno Galego, encargado de presidir el acto, acompañado por la concejala de Benestar Social e Igualdade, Marina Tojeiro, también repartió rosas. La Escola de Acordeóns del Alto do Castiñeiro, de Narón fue la encargada de poner la nota musical al evento que culminó con una merienda de confraternidad.