• Jueves, 23 de Febrero de 2017

Más de 1.600 volcanes activos y cada uno con su estilo eruptivo

El cráter Arenas del Volcán Nevado de Ruiz, en Colombia, explotó en noviembre de 1985 lanzando 35 millones de toneladas de material volcánico, incluyendo lava .

Más de 1.600 volcanes activos y cada uno con su estilo eruptivo

El cráter Arenas del Volcán Nevado de Ruiz, en Colombia, explotó en noviembre de 1985 lanzando 35 millones de toneladas de material volcánico, incluyendo lava que derritió el casquete de hielo, provocó una avalancha que bajó a más de 60 hora a través de media docena de ríos, entre ellos el Lagunillas, y tomó de frente al poblado de Armero, al norte del departamento de Tolima, en el centro-occidente del país. Esta erupción dejó 23.000 víctimas, pese a que fue relativamente pequeña, similar en tamaño a algunas de las que ha tenido el Popocatépetl en México desde 1994.

El Nevado de Ruiz es uno de los más de 1.600 volcanes activos en el mundo, cada uno, con su propio estilo eruptivo, según el investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Servando De la Cruz Reyna, quien destaca que no existe una correlación clara entre el tamaño de los desastres y la dimensión de las erupciones. Así, la devastación causada por el Nevado de Ruiz se produjo porque los flujos piroclásticos del cráter del volcán fundieron cerca del 10% del glaciar de la montaña, enviando flujos de lodo, tierra y escombros que descendieron por las laderas a más de 50 kilómetros por hora. Estos lodos aumentaron su velocidad en los barrancos y se encaminaron hacia los cauces de ríos que nacían en el volcán provocando el desastre sobre varias poblaciones.

Señala que, en contraste con la sismología, donde la magnitud define la energía elástica liberada por la fractura causante del sismo, en vulcanología las erupciones liberan distintos tipos de energía a tasas muy diversas. “Una erupción de baja magnitud y alta intensidad puede ser muy destructiva”, comenta.