• Jueves, 22 de Febrero de 2018

Cigarrones y Pantallas toman el pulso al Carnaval

Los Cigarrones y sus parientes en Xinzo de Limia, las Pantallas –dos de los personajes representativos del Carnaval gallego–, tomaron ayer el mando de estas dos villas ourensanas en uno de los carnavales

Cigarrones y Pantallas toman el pulso al Carnaval

Los Cigarrones y sus parientes en Xinzo de Limia, las Pantallas –dos de los personajes representativos del Carnaval gallego–, tomaron ayer el mando de estas dos villas ourensanas en uno de los carnavales más representativos desde el punto de vista etnográfico, en el conocido como “Domingo Corredoiro”.
Esta jornada supone el punto de arranque al ciclo festivo más largo del Entroido del noroeste peninsular.Ourense, estos personajes, que asumen estos días una nueva identidad mediante un proceso de transformación para el que necesitan la ayuda de una o dos personas, dieron la bienvenida al Carnaval de la provincia, en dos de los tres vértices, junto a Laza, del denominado “triángulo mágico”, una fiesta donde la celebración “es un sentimiento” y no un Carnaval y donde sus personajes “se visten” y no se disfrazan.
En total, más de doscientos Cigarrones de todas las edades, mujeres, hombres y hasta bebés, en una jornada fría aunque soleada, desfilaron por las principales calles de la villa ante la expectación de vecinos y visitantes hasta las iglesias para allí esperar la salida de los fieles de misa.
Todo ello bajo el ruido ensordecedor de las chocas y sus látigos (zamarras), que hacen fustigar durante todo el recorrido. “El Corredoiro es el día más grande para el Cigarrón, a diferencia de otros días, hoy es el único protagonista”, apuntó uno de ellos, Alberto Prieto, quien describió a esta figura como “pieza fundamental” del Entroido verinense, que comparte protagonismo el resto de los días con las mascaritas y los capuchones.
Y es que la finalidad del Domingo Corredoiro es salir con las vestimentas para que la gente “vea que estamos aquí y conozca nuestro Entroido y nuestra fiesta”, añadieron en Xinzo. Como es tradición, en Xinzo de Limia, las Pantallas recorren durante toda la mañana las calles de la villa tras el estreno de los Cigarrones.
A diferencia de Verín, lo hacen en “grupos pequeños” y no paran de bailar, saltar, brincar, y también acosan a los viandantes durante todo el recorrido, especialmente a aquellos que salen sin cumplir el rito del disfraz, y siempre acompañados por las vejigas infladas que hacen chocar entre sí.
Si por algo se caracterizan ambas localidades es por el hecho de que para sus habitantes vestir del personaje del Entroido “es un sentimiento” que en muchos casos no pueden ni explicar, motivo que les lleva a preparar estas fiestas con muchos meses de antelación, e incluso a organizar sus vacaciones. No en vano, Xinzo y Verín ostentan el honor de ser Fiestas de Interés Turístico Nacional. l