• Miércoles, 26 de Abril de 2017

Casal del Arte, el nuevo proyecto artístico de Anxo Varela y Carmen Martín

La marcha de Anxo Varela y Carmen Martín a Málaga dejó un hueco en el barrio de A Magdalena, un bajo donde se ubicaba la Escola Aberta de Arte

Casal del Arte, el nuevo proyecto artístico de Anxo Varela y Carmen Martín
anxo varela y carmen martín inaugurarán su nuevo proyecto artístico mañana jueves	l. polo
anxo varela y carmen martín inaugurarán su nuevo proyecto artístico mañana jueves l. polo

La marcha de Anxo Varela y Carmen Martín a Málaga dejó un hueco en el barrio de A Magdalena, un bajo donde se ubicaba la Escola Aberta de Arte y donde todavía está instalado el rótulo identificativo. Después de tres años, motivos familiares marcan su regreso y retoman su proyecto, aunque esta vez cambian la ciudad por el campo e imprimen otro carácter a este Casal de Arte que abrirá oficialmente el 15 de agosto, con un taller de figura humana en exteriores. Su nuevo hogar, en San Mateo (Calvario, 28), se convertirá en un espacio abierto, en el que también ofrecen alojamiento.
“El proyecto es bastante distinto a la Escola Aberta de Arte”, explica Anxo Varela, “aunque se basa en lo mismo”. “Nos instalamos en una finca grande, con una casa rural, con la idea de dar cursos, organizar actos culturales... pero con tranquilidad, en un ambiente en el que la naturaleza también te marca otro ritmo, más relajado, aprovechando los exteriores para las actividades”. Esta casa abierta la “practicaron” ya en Málaga, donde vivieron tres años. Allí, en una casa grande y antigua, buscaron ese contacto con creadores, alumnos y también con la dimensión más versátil del pintor, que atiende a encargos, da clases y desarrolla diversas facetas, empujado por la curiosidad y también, claro, por la necesidad.
Anxo explica su trabajo atendiendo a tres aspectos. Por una parte aceptan trabajos (“ya en Málaga Carmen hacía murales de gran formato para casas”, explica); otra se desarrolla a partir de cursos monográficos, muy específicos, como el que inaugurará el Casal mañana jueves; y una tercera retoma su vocación más didáctica, con clases de dibujo y pintura y propuestas enfocadas a los niños. La diferencia es que “no nos centraremos tanto como antes en las clases que dábamos todo el año”. Además, siguen en contacto con Málaga, adonde acudirán a dar cursos a la Fundación Picasso.
Los dos pintores aprovecharán también su regreso para retomar proyectos personales. “Carmen quiere recuperar ‘pintura en acción’, y lo va a hacer con los faros de Galicia”, comenta Anxo. “Yo, por mi parte, voy a ponerme a pintar al óleo porque llevo muchos años con acrílico y ya tenía ganas de volver a esta técnica”.
Ferrol lo ven, después de estos tres años, “muy ajado, muy abandonado” y se alegran de empezar una etapa alejados de la ciudad, sobre todo después de pasar por Málaga, con más de medio millón de habitantes. “Para nosotros, no estar en una ciudad es un aliciente, nos agrada estar un poco apartados”, dice.
Sobre la aventura de montar algo nuevo en época de cierres masivo, tienen también su propia filosofía: “Lo nuestro es una cosa sin futuro desde el principio. Lo asumes y te dan igual las circunstancias, haces lo que te gusta”.