• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Sánchez defiende España como nación de naciones con una única soberanía

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, apostó en su discurso del 39 Congreso Federal de su partido por una España definida como “nación de naciones con una única soberanía”

Sánchez defiende España como nación de naciones con una única soberanía
El secretario general del PSOE fue aclamado ayer por 8.000 personas en el 39 Congreso Federal de su partido | emilio naranjo
El secretario general del PSOE fue aclamado ayer por 8.000 personas en el 39 Congreso Federal de su partido | emilio naranjo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, apostó en su discurso del 39 Congreso Federal de su partido por una España definida como “nación de naciones con una única soberanía” y como un proyecto compartido en el que se “fortalezca” el autogobierno catalán y se reconozca la “identidad nacional de Cataluña dentro del ordenamiento constitucional”.

Sánchez habló ante 8.000 camaradas del problema catalán y aseguró que su partido se abre entre el independentismo y el “neocentralismo” del PP. Se resume en estar “a favor de España y a favor del catalanismo”: la primera definida como nación de naciones y el segundo, como “sentimiento cívico”, “transversal”, de “amor por la tierra” y defensa de la cultura e historia propias.

Subrayó además que el PSOE rechaza el referéndum de secesión que quiere convocar la Generalitat de Cataluña y el independentismo, que señala que el pacto constitucional de 1978 fue un “engaño”, aunque admitió que tiene un “fuerte arraigo social y político”. Y también rechazó la postura del PP, de la que entiende que el autonomismo debilita el estado.

Para Sánchez, son dos visiones excluyentes que se “retroalimentan” y que son defendidas además por dos gobiernos, apuntó, cuyos partidos están investigados por jueces y fiscales “por mordidas del 3 y del 5%”. “Pretenden monopolizar el debate como si no hubiera alternativa, pero la hay”, dijo Pedro Sánchez, “un espacio amplio”.

En este sentido, añadió que “España es un proyecto compartido, que defiende el autogobierno y el reconocimiento de la identidad nacional de Cataluña dentro del ordenamiento constitucional. Es el espacio que queremos abrir los socialistas”.

La reforma federal

Sobre la reforma federal, aclaró que España no es la de hace 40 años y necesita esa reforma constitucional para afrontar el problema catalán. Los cambios pasan por mantener que España es un “único Estado” con una “única soberanía” de todo el pueblo español, y que es también una “nación de naciones”, en expresión de Gregorio. Peces Barba, uno de los redactores de la Constitución, explicó.

La reforma de la Carta Magna tiene que servir, insistió, para “culminar su estructura federal y reconocer mejor en su articulado el carácter plurinacional” e indicó que los cambios son posibles porque España no es inmovilista, “no es ni Rajoy ni el PP”. “No es anticatalana, sino plural y diversa. Y España quiere a Cataluña”.

“Sectarismo”

Algunos barones y dirigentes regionales del PSOE criticaron con dureza el “sectarismo” de la nueva dirección del PSOE y en especial la ausencia en el nuevo Comité Federal de referencias del partido como Eduardo Madina, Elena Valenciano, Antonio Hernando, José Blanco o José María Barreda.

Y es que el secretario general del PSOE conformó una ejecutiva a su medida sin espacio para las candidaturas rivales, a excepción de otro aspirante a las primarias, Patxi López. Uno de los más críticos fue el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que declaró que alguien tendrá que explicar por qué se quiere debilitar su liderazgo al frente de un partido fuerte, como el PSPV-PSOE, y advirtió de que esta situación podría afectar a la presidencia de la Generalitat.

Puig se preguntó cómo es posible que en el mejor momento del partido, en 22 años de historia, “se quiera romper eso”. Por su parte, el portavoz de socialista en el Parlamento asturiano, Fernando Lastra, alertó que, de mantenerse ese comportamiento, el PSOE se encamina hacia “la exclusión y el sectarismo”.